«La central de Endesa no significa desarrollo y futuro, sino destrucción»

¡Miawpe!Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Luego que Endesa realizara el retiro de su proyecto “Central Hidroeléctrica Neltume” del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental, la empresa aclaró, mediante comunicado público, que dicha acción la realiza con el objeto de dar respuestas a las observaciones recibidas desde diversos organismos públicos. Ingresando, luego, una nueva versión con la información solicitada por estos estamentos que han participado del proceso y que han cuestionado el proyecto. Por su parte, dirigentes mapuche de las comunidades afectadas denuncian malas prácticas de la empresa española y remarcan la inviabilidad de dicho proyecto energético.

Otro punto a revelar, son los nefastos alcances de lo informado CONADI en su evaluación del proyecto, durante la etapa de participación ciudadana. En el escrito, dicho organismo pese a reconocer la existencia de la obligación de consulta establecido en el Convenio 169 de la OIT, el cual se encuentra ratificado e integrado a la legislación nacional, solicita a la empresa hacerse cargo de ese proceso, y por tanto traslada una obligación que radica en el Estado.

Según Blaise Pantel, coordinador del Programa de Derechos Indígenas del Observatorio Ciudadano, esta “negligencia” de CONADI, dice relación con que en Chile todavía no existe un mecanismo de consulta que cumpla con el estándar del Convenio 169 de la OIT. Además, “el Estado no puede eludir sus responsabilidades en la materia. La consulta, es una obligación que las autoridades competentes tienen que llevar a cabo, en consulta con las comunidades afectadas y las organizaciones mapuche del territorio”, sostiene.

Aclara que también que ello “significa que dicho mecanismo debe ser participativo, de buena fe y transparente, para generar las condiciones necesarias a un diálogo constructivo con las comunidades y organizaciones mapuche. Se debe recordar a su vez que el Relator (Especial sobre pueblos indígenas) James Anaya entregó el año pasado un informe sobre los procedimientos a seguir para llevar a cabo una consulta adecuada. Y que hoy en día, de acuerdo a los estándares del derecho internacional en materia de derechos de pueblos indígenas, el proceso de participación de las comunidades y organizaciones mapuche en el marco de este procedimiento de consulta, debe conllevar al consentimiento previo, libre e informado», puntualiza Pantel.

Voz mapuche

Luego del retiro del proyecto, la primera comunidad en reaccionar fue Inalafken, férrea opositora a Endesa. Guido Melinao, uno de sus dirigentes, manifestó que esperan detener la instalación de la central, producto de una seguidilla de engaños y malas prácticas con que la firma española ha intentado instalarse en el territorio de Neltume. “El proyecto era muy malo, tenía muchas fallas y engaños. Además, al entregarlo a la CONAMA faltaba mucha información que la empresa omitió. Para nosotros este es un proyecto mentiroso, por lo que nuestra comunidad y otras como Punahue, junto al Parlamento de Koz Koz, dijimos que no aceptaríamos el proceso de participación que nos ofrecían”, detalló Melinao

“No queremos que se contamine nuestro territorio, por eso no queremos que se modifique ni se arregle el proyecto. Nosotros vamos a cuidar nuestro lof como debe ser, para el futuro de nuestras familias y nuestros hijos. La comunidad Inalafken está en contra del proyecto, pues para nosotros la central de Endesa no significa desarrollo y futuro, sino destrucción”, añade. Según el dirigente, esta es una posición compartida por otras comunidades de la zona. “Trañil, Reyehueico están en contra de Endesa, la comunidad Juan Quintuman optó también por rechazar la central, pues corrían peligro de ser trasladados de su tierra. Ahora esperamos unirnos más, para evitar este proyecto”, concluye Melinao.

Misma opinión posee Jorge Weke, representante de la organización mapuche Parlamento de Koz Koz. Para el dirigente la situación es clara, no quieren central en la comuna y tampoco avalan el proceso de participación ciudadana existente en el marco del proyecto Neltume, pues consideran una burla los mecanismos que ofrece la institucionalidad para evaluar proyectos energéticos. “Nosotros no participamos de este proceso porque implica avalar un proyecto en mal estado, y que van a homologar mera información a lo que significa la consulta. Todas esas situaciones estaban llevando a que hoy día el proyecto no fuera transparente, ese fue el motivo de la resolución de la CONAMA”, señala.

Weke advierte también que las comunidades y los movimientos sociales solidarios deben estar preparados, pues la empresa volverá a arremeter con una nueva propuesta. “Estamos contentos con este pequeño triunfo, pero sabemos que lo van a reponer, por la porfía de Endesa y todas sus malas prácticas. Creemos que van a volver a arremeter, y tenemos que estar preparados para exigir la consulta previa, libre e informada, a través de distintos mecanismos pertinentes”, asegura. 

Sin embargo, a pesar de todos los sobornos y malas prácticas de Endesa, para el representante del parlamento de Koz Koz la aprobación o no de megaproyectos que buscan instalarse en territorio de comunidades indígenas, termina siendo dictada arbitrariamente, y ese es el fondo del asunto, a través de una resolución de carácter político, por eso “las organizaciones tenemos que denunciar estos hechos de manera política y jurídica”, sostiene.

Por lo mismo asegura que durante este período de pausa en el avance de Endesa, seguirán haciendo frente a la empresa, ya que para él “los que tienen que resolver esto tienen que ser los movimientos mapuche y no mapuche, estas organizaciones tienen que acompañar estos procesos para avocarse a un tema país donde estemos incluidos todos y no velar por intereses de grupos económicos en conjunto con el gobierno” explica Jorge Weke.

Para Guido Melinao también es claro que la empresa no se va a retirar, al contrario, “van a tratar de engañar más a las comunidades, buscando desgastarlas y dividirlas”, asegura. “En conjunto con todas las comunidades y el Parlamento de Koz Koz queremos organizarnos, para denunciar públicamente a la gente los múltiples atropellos que se han venido produciendo desde la instalación de esta empresa en la Cordillera de Neltume”, finaliza.

Fuente: Azkintuwe, 13.05.2010

Tamün srakisuam
¡Miawpe!Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *