Diario Austral: Comunidad huilliche apostó por lo sustentable

¡Miawpe!Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0


Imagen: Kiyemtuain

 

Normalmente se vincula a las comunidades mapuches con la explotación del bosque nativo, una de las pocas actividades con la que pueden allegar recursos, sin embargo, la comunidad mapuche huilliche Kiyemtuain, de la localidad de Pualhue, quisieron marcar la diferencia postular al Fondo de Protección Ambiental (FPA) 2010, otorgado por la Comisión Nacional de Medio Ambiente (Conama).

El plan tiene por objetivo establecer un espacio como centro ritual y medicinal, a través de un inventario del bosque y su ecosistema existente. A su vez, en el predio de la comunidad Kiyemtuain se espera repoblar con especies ausentes para su conservación y protección; compartir conocimientos y apostar por el valor de aquellos recursos para su difusión en talleres educativos con comunidades huilliches y colegios del sector.

Según explicó el encargado regional del Programa Orígenes, Ponciano Rumian, el terreno comunitario que se intervendrá tiene una extensión de 15 hectáreas, ubicadas al norte de San Juan de La Costa. «Ahí, se viene desarrollando una experiencia desde 1981 aproximadamente, donde se trató de instalar agricultura orgánica y se instituyó el centro Pualwe. Se hicieron varias cosas, incluso, se instaló una radio y un jardín infantil indígena que fue el primero en la región en 1990, entre otros trabajos de capacitación y, finalmente, tras la promulgación indígena se creó la comunidad Kiyemtuain», explicó. Al principio el bosque fue visto como una farmacia mapuche huilliche, comenta Rumian, pero el concepto luego se amplio al barro, hongos y otros productos.

 

Actualmente se está haciendo un inventario de las especies existentes en el bosque, para posteriormente recurrir a los sabios y ver cual es la utilización de cada uno de los productos. El encargado de Orígenes, señaló que en un primer minuto también se pensó en la posibilidad de sacar leña de este bosque, como comúnmente se hace, pero tras una reflexión optaron por un trabajo más sustentable.

 

«Hay también un espacio ceremonial y como hay elementos vegetales esperamos que esto se transforme en un lugar de sanación, porque la gente busca medicina para ciertas enfermedades, pero no se está haciendo de acuerdo al conocimiento mapuche», concluyó.

 

Fuente: Diario Austral, 16.05.2010

Tamün srakisuam
¡Miawpe!Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *