Mapuexpress: Werkén Mapuche Williche envía Carta a Relatores ONU ante graves acusaciones en su contra que involucraría a Empresa Salmonera Los Fiordos

¡Miawpe!Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0


Imagen: Mapuexpress

Estimado Sres.

Guillaume Pfeifflé, Asistente del Relator Especial sobre Defensores de Derechos Humanos

James Anaya, Relator Especial sobre Situación de los DD.HH. y libertades fundamentales de los indígenas,

Frank La Rue, Relator Especial sobre la Promoción del Derecho a la Libertad de Opinión y Expresión

Presente.

En el mes de agosto del año pasado estando en Ginebra para participar en las sesiones del CERD donde sería examinado Chile, presenté ante el señor Guillaume Pfeifflé una denuncia por hostigamiento de parte del Estado chileno a través de sus agentes. Le entregamos pruebas sobre intervenciones a mis comunicaciones, tanto digitales como celulares. También una vez regresado a Chile, envié una nueva denuncia señalando que fuimos seguidos en el avión desde Madrid hasta Santiago y que la persona que nos siguió incluso nos esperó en el bus que nos trasladó del aeropuerto hasta el centro de Santiago, pese a que con el fin de desprendernos de este personaje (un hombre de unos 35 años), nos quedamos en el aeropuerto más de 40 minutos.

Con posterioridad el 5 de diciembre, al encontrarme en la ciudad francesa de Chambery, fui nuevamente hostigado por 3 sujetos con claro acento latino, los que aparecieron durante una exposición de pintura de una artista de esa ciudad cuyo mensaje central estaba referido al pueblo mapuche, y a la que yo estaba invitado en forma especial, en mi calidad de werkén (mensajero o portavoz) de mi comunidad, para hablar de lo que nos había ocurrido recientemente cuando hacía poco más de 40 días atrás la empresa pesquera Los Fiordos, salmonera con la que mantenemos un conflicto por más de 4 años, nos había envenenado más de 14 corderos (animales ovinos) . Esto lo denuncié el día 8 de diciembre en Ginebra, ocasión en que se me manifestó que en marzo se haría público el llamamiento urgente que la ONU había hecho al gobierno chileno en relación a mi denuncia del mes de agosto.

La situación de apremio y hostigamiento permanente que vive nuestra comunidad tanto por parte del Estado como de las empresas salmoneras, en particular le empresa Los Fiordos, sumado a la difícil situación que se vivió luego del terremoto del 27 de febrero, donde mis hijas y esposa que están viviendo en Concepción fueron afectadas, no me había permitido hacer una revisión de estos documentos hasta ahora, debido a que nuevamente estoy en una situación complicada de amenaza a mi integridad y mi libertad. Sin embargo me doy cuenta que luego de la respuesta del Estado chileno ocurrida el 23 de octubre, nuevamente se vuelve al hostigamiento, tanto a nivel nacional, en sesión de la COREMA ocurrida el 26 de octubre como se advertirá más adelante, o el envenenamiento de nuestros corderos señalado en el párrafo anterior, así como a nivel internacional, en exposición de pinturas como se ha señalado en ese mismo párrafo.

El caso que en este momento me encuentro enfrentado a una querella inventada con calumnias de parte de la empresa Los Fiordos apoyado por vecinos que quieren echarnos del lugar donde siempre hemos vivido y donde tenemos derechos ancestrales a la tierra y territorio, pero en donde se han instalado con el apoyo del Estado estas empresas que quieren ocupar todo nuestro territorio, ya que para sus negocios el lugar es estratégico. En dicha querella incluso se han prestado de testigos los Carabineros (policía uniformada chilena) del Retén de Pargua, y pese a que he recurrido al alto mando no me dan confianza sus respuestas.

En esa querella se me acusa de haber insultado y proferido calumnias con publicidad y en presencia de testigos y Carabineros, en contra de un vecino que además es también mapuche aparte que trabaja también para esta empresa salmonera que se encuentra casi a las puertas de nuestras casas. Esta misma persona es la que en reiteradas ocasiones me ha agredido, amparado por la impunidad que le brinda la empresa Los Fiordos; así ha estado presente en un seminario realizado en septiembre de 2008, ocasión en que delante de una gran cantidad de personas profirió calumnias en mi contra, las que debido a la intensa lucha contra esta empresa salmonera, no nos es posible atender en toda su real dimensión. Fue la misma persona que en setiembre de 2009 nos atacó cuando nos encontrábamos junto a un equipo de la TV Británica que se encontraba haciendo un documental sobre el impacto de la industria salmonera en nuestros territorios, para el cual me vinieron a entrevistar. Esta misma persona participó en una sesión de un órgano del Estado llamado COREMA el que se encarga de la evaluación, aprobación y fiscalización de los proyectos de inversión a nivel regional; dicha sesión se realizó el 26 de octubre de 2009 y allí junto a otras personas también mapuches y del mismo sector, se hicieron pasar por miembros de la comunidad y me desacreditaron públicamente, ocasión en la que muchos de los integrantes de este organismo público, por tanto REPESENTANTES DEL ESTADO, que se encontraban presentes, sabían que se mentía groseramente, nada dijeron al respecto, incluso la propia secretaria ejecutiva de dicho organismo, quien además es la Directora Regional de la CONAMA, mintió públicamente, ya que nosotros, si bien no asistimos porque lo que se pretendía era crear un disputa verbal y un enfrentamiento entre vecinos del lugar como ya lo habían hecho el 26 de julio de 2006, sí enviamos información para que se presentara a la Asamblea, lo que no se hizo.

Volviendo a quien aparece como mi querellante, es la misma persona que en marzo del año 2007 con el apoyo del Alcalde de la comuna y de los empresarios salmoneros crearon un «comité» , según ellos para «proteger el medio ambiente» razón que está muy lejos de sus reales objetivos, porque como lo señaló uno de los que intervinieron en esa sesión del 26 de octubre su objetivo es echarnos del lugar para dejar el camino libre a las empresas salmoneras, que ya han destruido en gran medida el medio ambiente y nuestras tierras ancestrales.

Es verdad que todo lo relatado ocurrió durante la administración del anterior gobierno en Chile, el gobierno de M. Bachelet; sin embargo, la actual querella y la participación de funcionarios del Estado, como el caso de Carabineros del Retén de Pargua está ocurriendo ahora bajo esta nueva administración, bajo esta nueva conducción política del país, lo cual nos hace pensar que los atropellos pretenden seguir igual o peor que antes, de no mediar una intervención de organismos internacionales de Derechos Humanos. Hoy me siento nuevamente hostigado y el Estado nuevamente está como parte de dicho hostigamiento a través de un funcionario de Carabineros, de hecho es un Suboficial de esa rama de la policía uniformada.

Lo grave de esta acusación es que aparece la policía uniformada como testigo de un hecho que a todas luces es falso. Es importante señalar que en Chile la policía uniformada sirve de MINISTRO DE FE, lo que significa que se asume que todo lo que dicen es verdad. Esa es la gravedad de que en Chile se le entrega esa clase de prerrogativas o privilegios a personas que por su cargo pueden condenar a cualquier ciudadano, sobre todo si se trata de un mapuche. Es una situación de abuso enorme y que afecta principalmente a nuestro pueblo. Ahora estoy yo en esta situación, mañana puede ser cualquier otro miembro de nuestra comunidad o personas que nos apoyan, como ha ocurrido ya en otras zonas del territorio mapuche.

Debo hacer presente que lo que señaló el Estado chileno en su respuesta al llamamiento urgente que le hicieran las Relatorías de la ONU, no se ajusta a la verdad en lo que a mí respecta ni tampoco en el resto de los casos. En la Fiscalía de Calbuco, jurisdicción a la que pertenece Pargua, he presentado más de 10 denuncias por amenazas, incluso amenazas de muerte, hostigamientos y otras situaciones, las que sin excepción han sido cerradas «por falta de mérito». En otros casos son pasadas a otros organismos del Estado, lo que finalmente termina por debilitar la persistencia y uno termina por no seguir con esas denuncias. Pero no es verdad que no se han presentado denuncias.

Para el caso de la querella en mi contra, para la que hubo una audiencia en el tribunal de Garantía de Calbuco para el martes 29 de junio, la que sólo sirvió para que los querellantes digan que “no existe ninguna posibilidad de acuerdo” lo cual desde ya indica la real intensión y objetivo de tal querella, ruego a ustedes estar atentos a las comunicaciones que enviaré en caso de que mi situación se torne más complicada, ya que estoy cierto que esta es una nueva forma de hostigamiento, en la que como ocurre en otros lados del país, se busca enfrentar a vecinos y parientes para crear mayor división y de esa forma debilitar la defensa de nuestros territorios ancestrales. La gravedad es que participan agentes del Estado, por lo que se puede afirmar que ésta es una conducta permanente del Estado para con los pueblos originarios. De hecho se fijó una nueva audiencia para el jueves 5 de agosto, ocasión en que se “preparará el juicio oral” y deberé presentar mis testigos y pruebas, en lo que únicamente podré acreditar la calidad personal como dirigente social y mapuche, ya desmentir una calumnia es igual que dejar volar una bolsa de plumas para que el viento las disperse y luego tratar de juntarlas, será prácticamente imposible reunirlas todas nuevamente. Esa es la situación con una calumnia de esta tipo, por lo que difícilmente tendré testigos que puedan contradecir las acusaciones que ellos hacen.

En un correo anterior que envié el 27 de junio, adjunté los siguientes documentos que comprueban lo que he dicho:

1.- 6 hojas con la querella propiamente tal,

2.- Acta de la COREMA, del 26 de octubre de 2009, en lo pertinente que se relaciona con nuestras denuncias y que en la hoja del acta está tratado en el N° 9.

3.- 2 fotos que muestran la cercanía de la planta Los Fiordos a nuestras casas, así como a nuestras siembras, considerando que éstas son tierras agrícolas e indígenas.

4.- Una foto del Google Earth, que muestra nuestras casas al lado de la empresa Los fiordos, más allá otras empresas salmoneras.

Nuevamente les pido estar atentos a mi situación personal, pero también de mi comunidad en general, ya que paralelo a esta demanda, un recurso judicial que presentamos en contra de esta empresa, no ha sido resuelto por el tribunal competente y esto sigue perjudicando a nuestra comunidad.

Sin más y agradecido por vuestra atención, les saluda atte.

Francisco Vera Millaquén

Werkén Comunidad Mapuche Huilliche «PEPIUKËLEN»

Pargua/Región de Los Lagos

Territorio de la Futahuillimapu

Celular 90767853

mail: heroes.nuevos@gmail.com

Fuente: Mapuexpress (07.07.2010)

Tamün srakisuam
¡Miawpe!Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *