Diario Austral: Comunidades y dirigentes huilliches cuestionan el término del programa Orígenes

¡Miawpe!Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0


Imagen: Diario Austral de Osorno

Temuco fue la ciudad escogida por el ministro de Agricultura, José Antonio Galilea, para confirmar el término definitivo del vilipendiado programa Orígenes (ver recuadro).

El anuncio lo efectuó en medio de la inauguración de la Expo Sofo 2010 y sus palabras repercutieron a más de 200 kilómetros al sur.

Conocida la noticia, los dirigentes indígenas de la provincia de Osorno manifestaron su inquietud frente a la negativa del Gobierno de dar continuidad a la tercera fase del programa, que es financiado por el Estado en conjunto con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

INICIATIVA

El programa Orígenes opera en todas las zonas del país con presencia indígena. Su presupuesto alcanza los 110 millones de dólares y su génesis data de noviembre de 2001, cuando se firmó el convenio de préstamo entre el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Gobierno de Chile.

La finalidad del acuerdo es contribuir al mejoramiento de la calidad de vida de comunidades del área rural de los pueblos Aymara, Atacameño, Quechua y Mapuche. En este sentido, su propósito ha sido promover el desarrollo con la identidad de las comunidades, fortaleciendo sus capacidades y generando mayores oportunidades en su entorno público.

El convenio entre el Ejecutivo y el BID dividió el programa Orígenes en dos fases. La primera fue ejecutada entre los años 2001 y 2006, caracterizada como experiencia piloto y donde se implementaron de manera experimental metodologías y modelos, además de una segunda etapa en que se ajustó el programa en función de los aprendizajes. Fase que se inició en enero de 2007 y concluye en junio de 2011.

La intención de un vasto número de comunidades apuntaba a que una vez concluido el programa, se diera paso a una tercera fase que beneficiara a los indígenas que quedaron en lista de espera en las dos primeras postulaciones.

Pero nada. El anuncio de Galilea desechó esta opción, anunciando en su reemplazo la administración de 11 mil millones de pesos que serán destinados, a través de Indap, para apoyar a comunidades mapuches en proyectos de desarrollo productivo, precisamente el punto del programa Orígenes que ha sido el más criticado por el Gobierno. De ahí la nula voluntad de negociar una tercera etapa.

«El Orígenes es un programa que ha fortalecido la identidad cultural. Además, ha respondido muy bien a las comunidades. Lo que pasa es que la derecha ha cuestionado los recursos que son del presupuesto productivo. Para ellos, no hay capacidad productiva y no ha respondido a la demanda de las comunidades», alegó la consejera de la Conadi en Los Lagos, Emilia Nuyado.

A su juicio, todas estas determinaciones obedecen al desconocimiento que posee el Gobierno en materia indígena. «El nuevo director nacional de Conadi (Francisco Painepan) carece de conocimientos técnicos para ejercer el cargo, al igual que en nuestra Región que tenemos como director a una persona que no posee conocimientos en materia indígena y gestión pública», añadió Nuyado. El término del Orígenes -dijo Nuyado- será el tema central del Consejo Nacional que Conadi realizará hoy en Santiago.

AFECTADOS

«Es lamentable que la nueva administración haya tomado esta decisión, porque hasta la fecha (el Orígenes) era el único programa que tenía una focalización directa hacia las familias y comunidades mapuches», dijo Claudia Paillalef, presidenta del Consejo de Comunidades Mapuches de Río Negro. Para Paillalef, la determinación del Ejecutivo de asesorar económicamente a las comunidades mediante la cartera de Agricultura, demuestra la debilidad en materia de políticas públicas que posee el nuevo Gobierno.

«No se puede ver el tema indígena sólo desde una mirada económica o productiva. Falta el componente cultural y fortalecer las organizaciones».

«Es posible que el Gobierno quiera disociar a las comunidades. Su política, ahora, es mucho más individualista y eso se contrapone con la dinámica de las comunidades mapuches», añadió Paillalef. Sólo en Río Negro son más de cien familias pertenecientes a seis comunidades las que se encontraban en lista de espera para acceder a la frustrada tercera fase del programa.

Al respecto, el subdirector nacional sur de Conadi, Patricio Sáenz, dijo que el fin del Orígenes obedece, simplemente, al término del convenio que firmó el Estado con el BID.

En esta materia, añadió que los 11 mil millones que administrará el Ministerio de Agricultura a contar de 2011 irán en directo beneficio de los planes de desarrollo productivo de los territorios indígenas, justificando de paso su focalización a través del Instituto de Desarrollo Agropecuario (Indap).

«Lo que ocurre, es que Indap tiene mucho mayor despliegue en todo el territorio. Existen oficinas en más comunas. Es por eso que se está dando esta vía. Conadi tiene una menor cobertura, únicamente cuatro unidades operativas», afirmó.

IRREGULARIDADES

En julio de este año, Contraloría detectó en la fase dos del Programa Orígenes, varias irregularidades como carencia de procedimiento de control, rendiciones millonarias aún pendientes, inexistencia de auditorías internas y múltiples fallas en los estamentos que ejecutaron los fondos.

En noviembre pasado el órgano ya había emitido un informe sobre el mismo tema, donde advirtió la existencia de rendiciones de fondos pendientes por más de $8.000 millones, lo que llevó al anterior gobierno a nombrar a un asesor externo y que se anunciara la ejecución de auditorías internas.

La comisión investigadora de liderada por el diputado de RN José Manuel Edwards.

PRESUPUESTO

Otro de los temas criticados por las agrupaciones y comunidades mapuches, ha sido la ejecución del presupuesto 2010 que posee Conadi, el cual bordea los 90 mil millones de pesos.

A través de Paillalef, los comuneros de la zona denunciaron que sólo se ha ejecutado, a nivel país, un 12 por ciento del Fondo de Tierras que equivale a un poco más de $5 mil millones, faltando por distribuir más de 44 mil millones de pesos.

En la Región de Los Lagos, en tanto, se han invertido a octubre de este año cerca de $1.500 millones, faltando ejecutar más de $3 mil millones.

En cuanto al Fondo de Tierras y Aguas, Paillalef señaló que en Los Lagos se ha invertido tan sólo un 2 por ciento del dinero disponible.

«Del total del presupuesto nacional, un 0,03 por ciento va destinado a los pueblos originarios. Aún así, los dineros no se ejecutan, lo que demuestra la incapacidad del Gobierno en esta materia».

Fuente: Diario Austral de Osorno (16.11.2010)

Tamün srakisuam
¡Miawpe!Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *