Surlink: Ojeda denuncia grave atropello contra el mundo Williche

¡Miawpe!Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

DIPUTADO pide transparencia frente al mega proyecto de central hidroeléctrica Pilmaiquen.

OSORNO.- El diputado DC Sergio Ojeda pidió a la ministra del Medio Ambiente que le “informe e indique todos los pasos y las gestiones que se han realizado, tanto en forma provisoria como definitiva, para conseguir la aprobación de la construcción de una central hidroeléctrica en la Región de Los lagos, en el río Pilmaiquen”.

El parlamentario osornino agregó que “queremos que se nos entregue además el estudio de impacto ambiental realizado por Ingendesa y todo lo que se refiere a las consultas realizadas a las comunidades y las opiniones entregadas por los jefes de las comunidades indígenas de la zona”.

“Esto se ha pedido a través de un oficio de fiscalización y con carácter de urgente, dada la rapidez con que se está llevando a cabo la gestión para la construcción de esta represa y central hidroeléctrica en Pilmaiquén”, agregó.

ES UN ATROPELLO

El diputado Ojeda, quien es además presidente de la comisión de Derechos Humanos, señaló que “la construcción de esta central hidroeléctrica en la zona es un atropello de que van a ser objeto las comunidades indígenas de la zona y por lo tanto quiero reiterar con fuerza y energía mi oposición a este proyecto, que incluye la construcción de una represa y embalse en el río Pilmaiquén, entre las provincias de Ranco y de Osorno”.

“La central hidroeléctrica -enfatizó- no debe construirse porque va a inundar territorios sagrados y ancestrales de las comunidades indígenas, que constituyen el verdadero espíritu protector del territorio, rayen mapu quintuante, como lo denominan las comunidades, el que va a provocar un grave y severo daño ambiental; además, se van a inundar terrenos productivos y grandes espacios naturales”.

Agregó que “con la construcción de esta represa se está desprotegiendo el patrimonio cultural de las comunidades indígenas, su historia, sus tierras y se está pisoteando el alma mapuche williche, que emerge desde tiempos inmemoriales en esas tierras. Además, es una infracción flagrante a la ley sobre fomento y protección del desarrollo de las comunidades indígenas, que abarca su patrimonio cultural y sus tierras”.

Para Ojeda, en este tema, se atropellan los derechos territoriales y la divinidad de las comunidades porque los grupos empresariales siguen sobreponiendo sus intereses por sobre el patrimonio de las comunidades mismas y los intereses culturales y espirituales de la región.

CONVENIO 169 AL BOLSILLO

El diputado DC Sergio Ojeda dijo que “además, no se ha tomado en cuenta ni se respeta el Convenio 169 de la OIT, aprobado y ratificado por Chile, que obliga al Estado chileno a consultar y considerar la opinión de las comunidades indígenas cuando se ven afectadas por alguna medida administrativa y legislativa”.

“El lunes recién pasado -concluyó-, hubo un gran movimiento de las comunidades mapuches huilliches, las que llegaron a la Gobernación de la provincia de Ranco para pedir la paralización de estas obras. Esto es un crimen cultural y étnico y si se consuma el proyecto aludido los daños van a ser irreparables”.

Fuente: Surlink (29.04.2011)

Tamün srakisuam
¡Miawpe!Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *