El Ciudadano: Convocan a masiva manifestación en rechazo a construcción de Central Hidroeléctrica Osorno en el río Pilmaiquén

¡Miawpe!Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0


Imagen: El Ciudadano

Comunidades mapuche huilliche de Mantilhue, El Roble y Maihue Carimallin, junto al Consejo de Comunidades Mapuche de Río Bueno, convocaron a una masiva marcha para este viernes 24 de junio, a partir de las 10:00 horas, desde el cruce Los Tambores. El objetivo es reiterar su rotundo rechazo a la construcción de la Central Hidroeléctrica Osorno, de la empresa Pilmaiquén SA, uno de los tres proyectos aprobados en el Río Pilmaiquén entre los años 2006 y 2009.

La marcha parte desde el cruce los tambores y avanzara a la ciudad de Río Bueno. En esta oportunidad las comunidades mapuche huilliche opositoras a la construcción de la central Osorno en el río Pilmaiquén, han efectuado una convocatoria amplia a organizaciones sociales, sindicatos y agrupaciones de la sociedad civil.

Según comenta Esteban Vera, werken de las comunidades movilizadas contra la empresa Pilmaiquén SA, el propósito de este llamado a la sociedad civil se debe a que con la instalación de este megaproyecto en la comuna de Río Bueno “afectará a todas los habitantes de esta comuna y región, por eso hemos convocado a organizaciones sociales, sindicatos, profesores que sensibilizan con los problemas del medioambiente, porque aquí todos vamos a ser afectados”, manifestó agregando que lo que se busca a través de esta nueva manifestación es “reiterar nuestro rotundo rechazo ante la sociedad civil, para evitar la construcción de la Central Osorno en el río Pilmaiquén”, informó Esteban Vera.

Cabe recordar que esta no es la primera manifestación que las comunidades opositoras a la Central Osorno SA realizan, anteriormente ya habían expresado su oposición a los planes de la empresa Pilmaiquen S.A a través de una manifestación inédita en la ciudad en Río Bueno durante el mes de abril.

El dirigente además dio a conocer que, debido a la gran preocupación que representa para las comunidades mapuche y habitantes de la comuna de Río Bueno, la posible construcción de esta central en la zona, harán un llamado al presidente de la república Sebastián Piñera “para que se pronuncie respecto a este proyecto, pues por parte de nuestra comunidades vamos a rechazar hasta las ultimas instancias la instalación de esta central aledaña a nuestras comunidades”, indica.

Esteban Vera además aclara que luego de este llamado, ahora “queda en sus manos (Presidente Piñera) si el aprueba o rechaza este proyecto, porque es voluntad política del gobierno de turno, retirar este tipo de proyectos que afectan territorialmente a las comunidades mapuche y sus espacios sagrados”, sostiene.

“Nosotros convocamos a las organizaciones mapuche y no mapuche, porque ellos son parte de este país que se ha manifestado por lo que ocurre en la patagonia con la irregular aprobación del proyecto hidroaysén, la población está preocupada por todo lo que el gobierno ha hecho, en ese sentido la construcción de centrales no afecta solamente a los mapuche, sino que a todos los chilenos y personas que se han dado cuenta que en Chile se aprueban irregularmente este tipo de proyectos a través de engaños y la falsa publicidad con que las empresas filtran en los medios de comunicación”, manifestó Esteban Vera.

Cabe recordar que en el río Pilmaiquén funciona actualmente la Central del mismo nombre y que fue puesta en operación el año 1962. En agosto de 2005 se presentó el proyecto de la central Rucatayo, que fue aprobado en febrero de 2006. Luego el año 2007 se presentaron otros dos proyectos, la centrales Los Lagos y Osorno, que luego de una larga tramitación se aprobaron el año 2009. Estas tres nuevas represas provocarán la inundación de varios kilómetros de riberas del río, incluyendo bosque nativo y terrenos agrícolas.

Solicitudes pendientes para materialización del proyecto Central Osorno

Según información emanada desde la propia empresa, el proyecto aún tiene pendientes los permisos de la Dirección General de Aguas (DGA) en relación a las obras hidráulicas asociadas a los proyectos, pese a que el proceso comenzó en abril de 2007. Pilmaiquén espera durante este año resolver la situación y contar con las autorizaciones correspondientes.

Sin embargo, las comunidades de pilmaiquén han cuestionado duramente el hecho de que el proyecto se tramitó de forma irregular y sin consulta a las comunidades mapuche, de acuerdo a lo estipulado en el convenio 169 de la OIT, normativa que en esa fecha no estaba vigente en Chile. En ese marco, como la DGA tiene que emitir un pronunciamiento a las solicitudes realizadas por la empresa, las comunidades solicitaran que está resolución administrativa sea realizada bajo los standares del convenio 169 de la OIT.

Preocupación nacional por política energética

Por otro lado, haciendo una reflexión sobre la política energética vigente en el país y la casi nula utilización de energías renovables no convencionales, sin considerar los problemas sociales y ambientales derivados por la instalación desmesurada de mega proyectos extractivos (represas, termoeléctricas) sobre comunidades locales e indígenas.

Víctor Formantel, representante del Consejo de Defensa de la Patagonia, indicó que “este tipo de proyectos no toman en cuenta la idiosincrasia de los habitantes de las zonas donde se emplazan, tampoco emprendimientos locales y no consideran los impactos que se producen sobre comunidades mapuche y locales. La institucionalidad ambiental no tiene la capacidad de considerar estas realidades cuando se aprueban megaproyectos energéticos en Chile”, sostuvo.

Por otro lado respecto a la situación alarmante suscitada tras la aprobación de numerosos megaproyectos, particularmente el caso hidroaysén y las masivas movilización a nivel nacionales que se han venido sucediendo en rechazo a la política energética impulsada por el gobierno, Victor Formantel indicó que “a nivel de la administración pública los distintos gobiernos han mantenido un gran distanciamiento respecto a lo que es la opinión de la mayoría de la población, sobre todo la gente que vive en sectores que podrían ser afectados. Existe un divorcio entre gobierno y la ciudadanía, pues las autoridades han tomado en cuenta que los movimientos ciudadanos son una base importante de quienes les entregaron poder a través del voto popular, al momento de tomar decisiones no se aceptan los argumentos”, concluyó.

Por José Luis Vargas

Observatorio Ciudadano

Fuente: El Ciudadano (23.06.2011)

Tamün srakisuam
¡Miawpe!Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *