Surlink: Sitio Pilauco ingresa al patrimonio cultural de Osorno

¡Miawpe!Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0


Fotografía: Surlink

A partir de este martes y hasta el próximo domingo diversas actividades estarán destinadas a realzar el valor del patrimonio cultural de la ciudad y del campo. Pilauco como puerta de entrada a un pasado desconocido hasta hoy de miles y miles de años que la gente podrá empezar a conocer. La invitación es para los osorninos, pero también para todos quienes tengan interés en la región y el país.

MARTES 22 de mayo del 2012 | 00:50 hrs.

OSORNO.- Especial relevancia adquirirá este año en el marco de la celebración del Día del Patrimonio en Osorno todo lo referido a los hallazgos paleontológicos e incluso arqueológicos que han tenido lugar en los últimos años en la ribera norte del río Damas, porque han abierto una ventana hacia el pasado profundo del territorio sobre el cual se asienta hoy la ciudad y por lo tanto constituyen un nuevo elemento que se está incorporando al acervo patrimonial y cultural de esta comunidad.

Esa ventana es el Sitio de Pilauco Bajo donde, en tres años de excavaciones científicas, han sido hallados restos de animales grandes y pequeños que vivieron a fines de la llamada Edad del Hielo -12 mil a 14 mil años antes de hoy- y también se han encontrado objetos culturales, es decir que fueron elaborados por seres humanos que vivieron en aquella misma lejana época.

Respecto de estos últimos, estamos hablando fundamentalmente de los «pioneros de pioneros» que habitaron por estos lugares desarrollando una existencia completamente a merced de los designios de la naturaleza, organizados en bandas de cazadores y recolectores. Se trata de un poblamiento humano que se sitúa miles de años antes de lo que se estima fue el surgimiento de la presencia de pueblos originarios como los mapuche williche. Y, por cierto, infinitamente antes de la llegada de los europeos.

Y lo más extraordinario es que esta presencia humana en el sur chileno es contemporánea a la del llamado Sitio Monte Verde, en las cercanías de Puerto Montt, por lo que investigaciones futuras podrían develar si se trataba de una misma banda humana que se desplazaba por la zona o eran distintos grupos que se posesionaba de un territorio para vivir.

En este contexto, el coordinador de Bibliotecas, Archivos y Museos de Osorno, profesor Gabriel Peralta, informó a SURLINK que el Día Nacional del Patrimonio Cultural que está fijado para el próximo domingo 27 de este mes será precedido en Osorno por actividades que comenzarán a desarrollarse a partir de este martes, con una conferencia denominada “Avances de la excavación del Sitio Pilauco” a cargo del director de dicho centro Omar Recabarren y que está fijada para las 10 horas en el Teatro Municipal de Osorno.

Esta charla será replicada el viernes 25, a la misma hora y mismo lugar. Si bien está destinada fundamentalmente a estudiantes, la invitación está abierta a todo público de la región que tenga interés en conocer la evolución y resultados de este trabajo de alto nivel científico pero asequible a la comprensión del lego.

OTRAS ACTIVIDADES

Como parte del programa también, según informó Peralta, mañana miércoles 23 será abierta en Fuerte Reina Luisa una exposición fotográfica que dará cuenta del desarrollo histórico del centro cívico de Osorno desde fines del siglo XIX hasta mediados del siglo XX.

Asimismo, diariamente durante la semana diferentes actores del ámbito cultural visitarán escuelas rurales de la comuna a fin de desarrollar actividades de valoración del patrimonio con los estudiantes.

Finalmente el domingo 27, Día del Patrimonio, serán abiertos sin restricción los museos de la ciudad, a fin de que sean visitados por los osorninos y visitantes. El horario previsto para dicha jornada es entre 14 a 19 horas. Los establecimientos son el Museo Histórico de Osorno, el Museo Interactivo, el Museo Fuerte Reina Luisa, el Museo Surazo y el centro cultural Sofía Hott, todos los cuales albergan diferentes aspectos de la riqueza patrimonial y cultural de Osorno. Para ese día también está prevista la presentación de un ciclo audiovisual del cineasta Armando Sandoval y que mostrará un periodo importante de la historia osornina como fue la llegada del primer obispo, Francisco Valdés Subercaseaux y las antiguas exposiciones agrícola-ganaderas SAGO. El ciclo también incluye testimonios del pasado grabados con ancianos del sector rural de la comuna.

IMPORTANCIA DEL PATRIMONIO CULTURAL

Consultado sobre el particular, Peralta explicó que “esta celebración viene del año 2005 bajo la gestión del Presidente Lagos, en que se le comienza a dar importancia al tema de la gestión del patrimonio cultural creando un día del patrimonio a nivel nacional, donde todos los lugares que tengan valor patrimonial, ya sea declarados Monumento Nacional, o que tengan un interés público para determinadas ciudades o regiones del país, puedan ser abiertos como espacios culturales y la gente pueda conocerlos y acercarse a este patrimonio”.

“En principio –añade-, fue orientado fundamentalmente al tema del patrimonio material -los monumentos, los espacios públicos, de los lugares en cuanto infraestructura-, pero últimamente se le ha dado también mayor énfasis al patrimonio inmaterial, a lo intangible, a la memoria oral, para que la gente pueda percibir el patrimonio como algo con sentido transversal, o sea, no solamente en el carácter monumental sino que en lo que se puede identificar como parte integrante del desarrollo cultural, histórico, de una localidad. Que la gente lo pueda percibir como relevante, pueda ser considerado como algo valorable como parte del patrimonio, más allá si está declarado oficialmente o no”.

Con respecto a la relación que envuelve a los conceptos de patrimonio cultural e identidad de una comunidad, Peralta explica que, «de hecho el patrimonio cultural apunta, en cierta forma y en lo que se refiere a territorialidad, al tema de identidad cultural. El patrimonio en cierta forma tiene que ver como algo más general en la forma de comportamiento, forma de expresarse desde el punto de vista de una nación, de un pueblo en general. Pero en el caso de aplicado a un cierto territorio, a ciertos espacios, nosotros le damos el término de pertenencia o identidad cultural, en que hay elementos, símbolos que definen exclusivamente a ciertas unidades territoriales, que pueden ser asumidas fundamentalmente a formas de expresión, de comportamiento, que se traspasan al plano más de relaciones sociales y culturales; esas formas de expresión y comportamiento que se mantienen en el tiempo y que se asimilan a un cierto espacio, sociedad, tienen que ver con el concepto de identidad cultural. Cuando en cierta forma la tendemos a identificar, a aislar de otro tipo de comportamiento, que solamente lo vemos más acotado en ciertos espacios, estamos hablando de una identidad cultural determinada”.

MÁS ALLÁ DE LO MAPUCHE WILLICHE

Asimismo, consultado sobre el impacto que están teniendo en el plano del patrimonio cultural de la zona los hallazgos especialmente arqueológicos del sitio de Pilauco Bajo, el profesor Peralta señala que definitivamente «han ampliado el horizonte del poblamiento hasta más allá de lo que es la cultura mapuche williche. Las raíces del poblamiento tienen que ver no solamente con grupos organizados en cierta forma, con cierto lenguaje, con ciertas creencias, con ciertas formas de vida, sino que estamos ahora ampliando el horizonte a un plano mucho más temprano. O sea, tiene que ver con 13, 14 mil años de antigüedad».


Fotografía: Gabriel Peralta, coordinador de Bibliotecas, Archivos y Museos de Osorno | Surlink

Esa cultura tan lejana en el pasado a ojos del ser humano del siglo XXI era integrada por cazadores y recolectores que estaban organizados en bandas, según los conocimientos iniciales que se tienen sobre ellos. Pero «también son parte de nuestros pueblos originarios, no son pueblos lejanos”, aclara Peralta.

-El río Damas, por ejemplo, siempre ha sido tratado como una cosa distante del ser humano y por eso se le ensucia, se le destruye, se le altera, y sin embargo a raíz de estos descubrimientos paleontológicos y arqueológicos que están teniendo lugar en sus riberas el río está recobrando un valor jamás pensado. El río Damas, con arreglo a esto, hasta podría ser declarado patrimonio o monumento histórico o cultural de Osorno, porque en su entorno se desarrolló esa vida antigua que hoy se descubre en lo que hoy es la ciudad.

-“Claro. De hecho es parte del proyecto que se está trabajando por parte de la Municipalidad en términos de crear esta especie de recorridos, de senderos patrimoniales, que integran el Parque Chuyaca y todo el borde río, que siendo ambicioso contempla llegar hasta la confluencia con el Rahue, pasando por el sector fundacional del Osorno. Estamos hablando de fines del siglo XIX y comienzos del XX, de la época industrial, hasta pasando por el sector del Parque Cuarto Centenario, una serie de elementos, de hitos que han marcado el desarrollo histórico de Osorno, donde el río Damas cruza todos estos espacios. Pero que tienen que ver con un sello que da el poblamiento americano. No por nada nace este proyecto en los alrededores del sitio de Pilauco Bajo, sector de Los Notros, Parque Chuyaca. Desde ahí partimos con este proyecto, con este sendero, que más que un área recreativa turística tiene esta impronta, darle este sello patrimonial”.

-¿Qué tan complejo resulta hoy para los agentes culturales integrar a esta preocupación por el patrimonio cultural a nuestra juventud que pareciera no tener el pasado ni la herencia cultural entre sus prioridades?

-“Yo veo que en cierta forma se ha ido ganando lentamente el espacio, pero se ha ido avanzando en términos de darle una propuesta primero que nada  más atractiva, más amena, más interactiva a los jóvenes; dejar de pensar que estos espacios patrimoniales o espacios de carácter poco menos de sagrados, tipo mausoleo, son intocables, o para eruditos en el plano de la intelectualidad. Pensar por ejemplo que en el caso de los mismos pueblos originarios no es un tema sólo atingente a las comunidades indígenas o a grupos reivindicacionistas, sino que es un tema que tiene que ver con la formación de la sociedad en general; (depende de) la forma como nosotros acercamos con un lenguaje más atractivo y más contingente a los jóvenes el que ellos sientan que el patrimonio cultural es algo dinámico, algo vivo, y que ellos son parte de este proceso lo quieran o no. Los movimientos sociales, culturales, son parte de un proceso de construcción cultural donde ellos de manera voluntaria o no son parte”.

“Y va en la forma -insiste- cómo nosotros les planteamos ese discurso, ya sea a través de publicaciones, en el caso de los museos, por ejemplo, de tener una museología mucho más amena, más moderna, más lúdica. En el caso de los sitios de valor patrimonial como el sitio Pilauco Bajo a través de representaciones como las réplicas que se están instalando en el Parque Pleistocénico, el recuperar espacios emblemáticos como el sector del Fuerte Reina Luisa con propuestas de salas más dinámicas, más interactivas. Y en la medida que los jóvenes ven esos espacios y participan de ellos, van a ir directa e indirectamente captando el mensaje que está dentro de los espacios que tienen valor patrimonial. Y eso yo creo que los va a acercar en la medida que uno pueda tenerlos en esos espacios puede entregar otro tipo de mensaje de cuál es el valor más profundo que tienen esos espacios”.

Fuente: Surlink (22.05.2012)

Tamün srakisuam
¡Miawpe!Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *