Indignante: Denegación de justicia y robo por parte de funcionarios estatales a humilde familia mapuche williche

¡Miawpe!Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0


Fotografía: Úrsula Martínez, ñaña a quien la PDI, por orden la fiscalía de Osorno, le quitó sus animales por un supuesto abigeato | Fütawillimapu

El caso de la familia Acum Martínez del sector Monte Verde, actual comuna de San Juan de la Costa, es una de las injusticias más desvergonzadas de los últimos tiempos en contra de una humilde familia mapuche, atropello amparado por un sospechoso procedimiento en el que estarían involucrados funcionarios de la PDI y la fiscalía de Osorno.

Todo un infierno se inició el día 18 de abril de 2012 cuando la familia Acum Martínez velaba a quien fuera el dueño de casa, Erasmo Acum, cuando vecinos avisan a los dolientes que la policía de Investigaciones (PDI) -en específico el grupo “Anti Abigeato”- se estaba llevando sus animales vacunos en camiones pues supuestamente eran parte de un abigeato en el cual se habrían dejado a los ejemplares dentro de un predio de Forestal Valdivia vecino al predio de la familia Acum.

De acuerdo a lo que nos señalaron las afectadas, en específico la viuda Úrsula Martínez y sus hijas, el predio de forestal Valdivia, al cual pasaron sólo alrededor de 10 a 12 animales, no tenía sus cercos en buen estado aun cuando en varias ocasiones la familia Acum Martínez prometió aportar con la mano de obra para efectuar las reparaciones y evitar posibles ingresos de los animales al predio forestal. Los sucesos posteriores son muestra de que de parte de la empresa forestal nunca hubo voluntad de realizar acciones preventivas.

Veamos cronológicamente qué publicó la prensa acerca de este caso.

Según informaba Radio Bío-Bío aquel 18 de abril (ver aquí), gracias a un “oportuno llamado” realizado el martes 17 de abril por parte de trabajadores de la forestal, la fiscalía de Osorno y la PDI lograron recuperar cerca 40 vacunos que se encontraban supuestamente en un predio de la forestal, siendo finalmente 30 los animales trasladados a Osorno, específicamente al recinto Sago.

De acuerdo a la misma publicación, el subprefecto de la PDI, Fernando Navarro, el traslado se realizó en dos viajes con el objetivo de que los animales llegaran en buen estado y, de este modo, permitir “que los criadores que hayan sido víctimas de abigeato puedan concurrir al recinto e identificar si alguno de los ejemplares es de su pertenencia”. El funcionario de la PDI también hacía un llamado quienes hubiesen sido las víctimas de abigeato a acercarse al recinto Sago para identificar posibles animales robados.

La publicación de Radio Bío-Bío señalaba finalmente que en ese momento habían sido reconocidos 5 vacunos y que de acuerdo a Navarro el cómo llegaron los animales al predio de Forestal Valdivia era materia de investigación.

Respecto al mismo caso el medio Paislobo publicó un video en el cual la Fiscal a cargo del caso María Angélica de Miguel, quien además está siguiendo el caso del supuesto atentado a la central Rucatayo, señalaba las primeras informaciones respecto a la incautación de animales:


Video: paislobo

Hasta aquí las informaciones de la prensa sólo presentaban lo que al parecer era un nuevo abigeato en la zona. Nada se señaló acerca de discriminación hacia una familia mapuche, denegación de justicia, destrucción ilegal de propiedad privada por parte de la PDI, maltrato animal y procesos turbios.

Sin embargo, ya a fines de abril -de acuerdo a lo informado por Radio Bío-Bío el día 28 de abril-, el caso del supuesto abigeato anunciaba un vuelco importante pues Silvia Acum, una de las hijas del fallecido Erasmo Acum y Úrsula Martínez, explicaba que los vacunos incautados pertenecían a su madre y que simplemente se escaparon hacia los terrenos “de” Forestal Valdivia.

Junto a ello la familia Acum Martínez ya exigía a la fiscalía que se aclarara la situación, denunciando nulo apoyo por parte de autoridades (a las que se habían acercado para solicitar), discriminación por parte del alto mando de la PDI y la pésima condición de los animales en el recinto Sago, dejando en claro que llegarían hasta las últimas consecuencias hasta recuperar todos los animales sustraídos por la PDI.

Por su parte, la fiscal jefe de Osorno, María Angélica de Miguel, señalaba  que en ese momento se estaban realizando las pruebas de ADN a los animales y que en poco días se esclarecería el origen de los bovinos.

El 8 de abril, según publicó el medio Paislobo, el cacicado de Cuinco, a través del Apo Ülmen Luis Pailapichun se sumaba a la denuncia de las afectadas con el siguiente declaración pública:


DECLARACIÓN PUBLICA

Ante la incautación de 30 bovinos por parte PDI y el Ministerio Público  en predios de la Forestal Valdivia en el sector de Monte Verde la Jurisdicción Cuinco manifiesta lo siguiente:

1.- Nos parece muy extraño que los bovinos hayan sido encontrados en predios de la forestal Valdivia y que estos en lugar de preguntar a los vecinos de los alrededores si les pertenecían los vacunos, hayan dado cuenta a la PDI y al ministerio público. 

2.- Creemos que esta es una artimaña de la empresa transnacional Forestal Valdivia en contra de los comuneros como un acto de hostigamiento y amedrentamiento. Recordemos que estas empresas transnacionales se han instalado en nuestro territorio causando un gran daño a nuestra ñuke mapu con sus plantaciones de eucaliptus y pinos, no conforme con esto ahora pretenden lucrar con nuestros hermanos y hermanas mapuche acusando que los animales causaron daños en cercos de “sus” predios pidiendo una indemnización de $5.000.000.

3.- Señalamos que esta engorrosa situación sucedió en el fallecimiento de nuestro peñi Erasmo Acum padre y esposo de las dueñas de los bovinos, circunstancia en la que extrañamente al regreso del funeral los animales no se encontraban en su lugar de origen.

4.- Damos fe que los animales incautados son de propiedad de las lamuenes Ursula Margarita Martínez Igor y su hija Silvia Acum quienes lamentablemente no han recibido ningún tipo de ayuda en cuanto a la asesoría jurídica con el fin de recuperar sus animales y han sufrido discriminación por parte del ministerio público.

5.- La fiscal María Angélica de Miguel ha señalado que las propietarias deben comprobar que los bovinos le pertenecen y que estos debían estar marcados, palabras que comprueban una vez más el desconocimiento que existe por nuestras costumbres y tradiciones lo que dificulta defendernos en situaciones como esta. Además señaló que se practicara ADN a los bovinos con el fin confirmar quienes son sus dueños lo que a las propietarias les preocupa enormemente por la demora de esta diligencia ya que los vacunos han perdido peso, algunas hembras se encuentran en período de gestación y se encuentran en pésimas condiciones. 6.- Para nuestras hermanas esta situación es insostenible, puesto a que están en riesgo sus animales y que además deben cancelar cada uno de los días que estos han permanecido en el recinto SAGO sin considerar la indemnización millonaria que exige la forestal Valdivia.

Solicitamos al ministerio público, a la PDI devolver los animales a nuestras hermanas trasladándolos a su lugar de origen a la brevedad.


El viernes 11 de mayo, Juana Acum, hermana de Silvia Acum, junto a la consejera mapuche williche Claudia Pailalef, explicaron en extenso el problema de la familia Acum Martínez en el programa mapuche “Inchen Folil” de Radio La Voz de La Costa. Queda en evidencia gran cantidad de irregularidades entre las que destacan el robo por parte de la PDI de los animales que estaban en el predio de la familia Acum, los que fueron llevados posteriormente al predio de Forestal Valdivia para ser trasladados a Osorno, la destrucción de una tranca, la denegación de inspección visual por parte de los miembros de la familia Acum Martínez a los animales que estaban en el camión para su reconocimiento, la discriminación por parte de la fiscalía y la PDI, el maltrato de los animales en la Sago y la muerte de uno de los vacunos, entre otras injusticias.

El audio de la conversación se puede escuchar aquí:

El medio Semanario Local, en un artículo del día 16 de mayo, señaló que la pésima situación de los animales en el recinto Sago fue constatada por Osvaldo Cea de la Sociedad protectora de animales quien  indico que efectivamente los animales se encuentraban en malas condiciones, “hacinados, en condiciones precarias de humedad y barro y mal alimentados”, vulnerado la ley 20.380 contra el maltrato animal en base a una resolución judicial a todas luces absurda e injusta.


Fotografía: Lamüen Juana Acum Martínez | Semanario Local

Transcurren los días y los animales vacunos siguen enflaqueciendo, muchos de ellos están heridos, fallecen dos y nace una cría.

Y así llega el 22 de mayo de 2012, día en el que el Juzgado de Garantía de Osorno a través del dictamen del magistrado Miguel Ángel García Herrera resolvió que nuestra ñaña Úrsula Martínez sólo podía llevarse 19 de los 30 animales incautados, pues el juzgado no reconoció sus derechos sobre 10 vacunos que fueron llevados por 4 particulares entre los que se encuentran 3 mapuche (cuyas identidades no revelaremos), lo que en términos simples constituye un conflicto entre miembros de una nación ancestral generado por procedimientos “irregulares” de la fiscalía.

Al respecto, el medio Paislobo señalaba:

“Este mediodía, la Tercera Sala del Juzgado de Garantía de Osorno, determinó que del total animales decomisados al interior de uno de los predios de Forestal Valdivia, en la comuna de San Juan de la Costa [y que presumiblemente son fruto del delito abigeato siendo escondidos por cuatreros en dicho predio], 10 de estos animales vacunos sean entregados a sus dueños, luego de haber acreditado su propiedad.

En tanto, el resto de los animales, unos 20 vacunos, serán entregados a la familia Mapuche […], que los reclama de su propiedad, sin embargo, esta entrega solamente tendrá carácter de depositario, vale decir, no los podrán vender, regalarlos o alimentarse de ellos hasta que se determine fehacientemente su procedencia. 

Lo anterior, porque en este tiempo puede aparecer un nuevo dueño acreditando la propiedad de algunos de los animales, a quienes les sera entregado su vacuno, pero la calidad de depositario le da la posibilidad para que soliciten, se le cancelen los gastos en los que se ha incurrido para el cuidado y mantención de los animales”.

Lamentablemente la ñaña Úrsula y sus hijas no pudieron hacerse presente en la Sago el día martes  22, situación que generaría un desagradable problema del que se enterarían al día siguiente.

Como medio mapuche williche independiente, acompañamos a nuestras lamüen al recinto Sago el día miércoles 23, mientras Silvia Acum se dirigió a Radio Bío-Bío en donde, de acuerdo a la publicación de dicho medio aparecida el jueves 24, nuestra lamüen cuestionó la probidad de la Fiscal Jefe de Osorno, María Angélica de Miguel, pues el examen de ADN solicitado desde el primer día por parte de la familia Acum Martínez fue denegado por la fiscal sin justificación alguna lo que habría cerrado rápidamente el caso, demostrando que todos los animales pertenecían a la familia. Nuestra lamüen  señaló además la fiscalía permitió realizar pruebas comparativas de ADN a otro reclamante.


Fotografía: Fiscal María Angélica de Miguel | Paislobo

La lamüen Silvia Acum también señaló que la audiencia estaba fijada para el 31 de mayo y fue adelantada también sin justificación alguna y que, más indignante aún, de los 19 animales que debían entregarse a la familia, sólo quedaban 18 en la Sago, pues alguien se llevó uno de más.

Tal como señaló anteriormente, nuestra hermana dejó nuevamente en claro que llegarían hasta las últimas instancias con tal de demostrar que la totalidad de los animales incautados pertenecían a su madre a través de la toma de exámenes de ADN. También señaló  que de seguir denegándose justicia nuestras lamüen estarían dispuestas “a tomar medidas extremas de presión”.

Finalmente, y no menos importante, la publicación Radio Bío-Bío señala que dicho medio “intentó en reiteradas ocasiones contactar al Fiscal Jefe con el objetivo de obtener una respuesta ante la serie de dudas que habrían surgido durante la investigación, sin embargo todo intento fue infructuoso”.

Como se mencionó anteriormente, estuvimos con nuestras lamüen el día miércoles 23 en la Sago para acomparñalas en la que se pensaba era la devolución de sus animales… Pero la humillación continuó.

En primer lugar habían 18 animales de los 19 que el Juzgado de Garantía de Osorno permitió que se llevaran. Efectivamente, el día anterior los 4 supuestos reclamantes se llevaron 11 animales en vez de los 10 que debían llevarse. Nuestras lamüen nos mostraron la resolución judicial la que señalaba lo siguiente:

«Con apego a la norma del Artículo 189 inciso primero del Código Procesal Penal; Declárese el derecho de la reclamante doña Úrsula Margarita Martínez Igor, sobre los bienes que se encuentran actualmente (vacunos) en el recinto SAGO de la comuna de Osorno, con excepción de los siguientes:

– 1 toro overo angus negro, reclamado por don Juan Bautista XXX XXX.
– 2 vacas y 1 ternero, reclamados por don Marcelino XXX XXX.
– 1 vaca overo clavel alemán, reclmada por doña Norma XXX XXX.
– 5 vacunos angus rojos, reclamados por don Enrique Segundo XXX XXX.

La situación final sobre los 10 animales que no fueron reconocidos para doña Úrsula Martínez Igor, estará sujeta al ejercicio ordinario de la acción reivindicatoria en Tribunal Civil competente, si lo tienen, sin perjuicio de la norma de prescripción que señala el Art. 2517 del Código Civil.

El retiro de los animales desde el recinto SAGO será a costa de los reclamantes, ordenándose a aquella entidad privada el reintegro inmediato de estos, sin que se le permita a aquella unidad, SAGO, el cobro alguno de la custodia en los derechos que la mantención de los animales le significó, al estarse a que la permanencia de los mismos, fue por ejercicio policial, ajeno a la voluntariedad de cualquiera de los afectados, pudiendo, si lo estima a bien SAGO, reclamar o ejercitar el derecho de reembolso, al Fisco de Chile.-«

Si bien no se cobra el costo de la estadía de los animales en Sago, no deja de causar mucha indignación que a través de la denegación del examen de ADN se haya entregado animales a terceras personas en base a un procedimiento absolutamente cuestionable y que, más encima, el juzgado no obligue a quienes trajeron los animales del predio de nuestras lamüen a devolverlos, lo que constituye un hecho absolutamente inmoral e injusto.

Les pedimos a nuestras ñaña que nos contaran en forma resumida cómo ocurrieron estos humillantes acontecimientos. He aquí su versión:

La familia Acum Martínez también realizó un llamado a todos nosotros, dejando en claro que sólo quieren justicia:

Aquel día miércoles también estuvo presente el presidente de la comunidad Wentru Newen de Monte Verde, Abel del Río Colpiante, quien expresó su molestia por el actuar de la fiscal de Miguel:

La consejera Mapuche Williche Claudia Pailalef también estuvo presente acompañando a nuestras lamüen. Estas fueron sus declaraciones:

En un inicio nuestras ñaña no se iban a retirar de la Sago hasta que les fueran a dejar sus animales tal y como se los habían llevado, pero dado que el Juzgado de Garantía de Osorno en forma inmoral resolvió que el costo de transporte debía solventarlo la familia Acum Martínez, nuestras lamüen no tuvieron otra opción que contactarse con un conocido para el traslado de sus animales, decidiendo sacrificar uno de los que quedaban para pagar el flete pues el riesgo de que otro animal muriera de frío y hambre era muy elevado. Nuestras hermanas se llevaron 7 animales el miércoles y el resto al día siguiente… La humillación e injusticia en su máxima expresión.

Una y otra vez nos señalaron que no descansarán hasta recuperar todos sus animales y que no aceptarán más injusticias, por lo que piden el apoyo de nuestras autoridades ancestrales y «comunidades».

Estaremos acompañando a la familia Acum Martínez en sus siguientes pasos en busca de justicia y nos sumamos a su llamado de apoyo, pues lo que le ocurrió a esta humilde familia mapuche williche le puede pasar a cualquiera de nuestras familias.

Fütawillimapu

Tamün srakisuam
¡Miawpe!Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *