Surlink: Mapuche Williche marcharon en Osorno

¡Miawpe!Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0


Fotografía: Surlink

Concesiones de agua y proyectos de minería desatan creciente malestar en las comunidades de la Región de Los Lagos. Este jueves han marchado en Osorno exigiendo que se establezcan leyes que les aseguren la propiedad del recurso, y también para recordar que el pueblo originario sureño continúa soñando con la autonomía.

OSORNO.- La necesidad de reformar profundamente los códigos de agua y minería a fin de que no  sigan siendo lesionados los derechos ancestrales de propiedad del pueblo mapuche williche de la Región de Los Lagos ha sido reiterada en el marco de una masiva marcha que ha tenido lugar este jueves en Osorno.

Al mismo tiempo y en un contexto más general, ha sido reiterada la aspiración histórica del pueblo mapuche de alcanzar la autonomía territorial, política y cultural, y en cuya perspectiva actores y organizaciones de la etnia trabajan desde hace años a nivel nacional e internacional.

Pese a la intermitente y helada lluvia que se ha dejado caer justo en el primer día del invierno en el sur, y coincidiendo con el año nuevo mapuche o wetripantu, unas 500 personas han marchado alrededor del mediodía desde el sector de Quinto Centenario, cruzando por Rahue Bajo y luego por el centro de la ciudad de Osorno para concluir con discursos de los lonkos asistentes en Plazuela Yungay.

La jornada, discretamente vigilada por Carabineros, se ha desarrollado sin incidentes y ha contado con la presencia de delegaciones de diversas localidades insertas en el llamado territorio del Butawillimapu, como Puerto Montt, Fresia, Purranque, Río Negro, San Juan de la Costa, Puyehue, San Pablo y Río Bueno, además de entidades mapuche de la zona urbana. Asimismo se han presentado para apoyar las demandas representantes de la CUT y de la Asamblea Ciudadana de Osorno.

EL AGUA ES LA VIDA

En un ambiente dominado por los slogan de los manifestantes reivindicando el derecho al agua, porque es la vida para el pueblo mapuche, el lonko de Cuinco Luis Pailapichún Yefi ha dicho a los medios de prensa locales que la demanda que se le formula al Estado de Chile –gobierno y parlamentarios- es que “haya una modificación del código de aguas y del código minero”.

Lo anterior, porque las comunidades mapuche williche se sienten crecientemente amenazadas no solamente por la entrega a winkas de concesiones de agua en territorios donde ancestralmente viven comunidades indígenas, sino porque ello viene aparejado a la construcción de centrales hidroeléctricas y al desarrollo de emprendimientos mineros. Los mapuche williche se sienten directamente afectados por el daño material que sufre el entorno natural en que viven y también porque no se respetan ni siquiera los lugares sagrados de la etnia, siendo agredida la más profunda sensibilidad del pueblo originario.


Fotografía: Pese a la lluvia invernal medio millar de manifestantes sale a las calles | Surlink

A este respecto, el lonko Pailapichún ha sacado a colación el histórico Tratado de Las Canoas, establecido en Osorno el año 1793, donde ya se habían fijado los derechos elementales del pueblo mapuche williche pero que con el paso de los siglos y de los acontecimientos históricos fue sepultado en el olvido. Ese fue  “un parlamento internacional –explicó el lonko- donde la corona española y el pueblo nación mapuche firmaron que ambas naciones se respeten”.

Asimismo, el líder mapuche williche de la zona dijo que se ha salido a marchar a la calle para decirle al Presidente Piñera “que nosotros los mapuche seguimos existiendo, que no hemos desaparecido y que pedimos respeto”.

También comentó que “Piñera ni siquiera es chileno, Piñera es francés y nosotros tenemos el Parlamento de Las Canoas firmado con los chilenos, con la corona española en aquellos tiempos, pero no con los franceses, los ingleses, los alemanes, ni los turcos ni los taiwaneses; esas personas están sobrando, pero son esas personas las que están entrando a nuestros territorios, robando nuestro territorio, las aguas, con concesiones mineras obtenidas a través de tratados internacionales, pero (no se respeta) el tratado de nosotros, el tratado bilateral entre la nación mapuche y la corona española”.

Respecto del agua enfatizó que “nosotros estamos pidiendo el derecho de propiedad, no estamos pidiendo una reserva de agua como dice el Estado chileno; cuando hablamos de propiedad queremos hacer respetar el 169,  el reconocimiento constitucional de los pueblos originarios en Chile”.

Sin agua y con la minería en el territorio, ha advertido Pailapichun, el pueblo mapuche enfrentaría el peligro de la exterminación y para que no ocurra nuevamente una matanza como la de Forrahue –de lo que este año se cumple un siglo- es necesaria la reforma legal que asegure el “legítimo derecho a la propiedad de las aguas”, ha puntualizado, llamando a evitar lo que define “la segunda emboscada del Estado chileno”.

Finalmente ha indicado que los mapuche “hoy día somos atormentados en distinta forma por los políticos, por las religiones occidentales que han llegado, con la amenaza de los tratados internacionales que ha hecho el Estado chileno con aquellos que hoy día están usurpando nuestro territorio, con la criminalización, con la persecución”.

RESPALDO DE LA CUT

En relación a su presencia en la marcha así como la de otros dirigentes de la multisindical, el presidente provincial de la CUT Mauricio Navarrete explicó a SURLINK que, “el problema del agua no es solamente un problema que afecte hoy día a nuestros pueblos originarios, sino que también nos afecta a todas y todos”.

“Por lo tanto –agregó-, si uno se remite al Convenio 169 el pueblo mapuche también es un pueblo reconocido como un pueblo trabajador y en ese sentido la Central Unitaria de Trabajadores no se puede sustraer de participar y luchar por un derecho tan especial como es el agua, que afecta a nuestros hermanos mapuche que a la vez son trabajadores”.

En la misma línea, Gabriel González dirigente de derechos humanos de la Asamblea Movimiento Ciudadano de Osorno, indicó que estaba ahí, “en primer lugar, porque tenemos leyes que están ancladas en la Constitución Política que deben ser removidas para recuperar los derechos; en segundo lugar, porque hay que recordar que también la Concertación profundizó las privatizaciones sobre las aguas, aceleró el proceso. En ese sentido esto no es solamente de los pueblos ancestrales, es también de toda la ciudadanía el tener que defender las aguas y tratar de que exista en Chile una legislación que proteja los recursos naturales como es el agua”.

LONKO ERIC VARGAS: HACIA LA AUTONOMÍA

Desde Puerto Montt arribó hasta Osorno el lonko lafkenche de la zona del Reloncaví Carlos Vargas Quinchamán quien dijo a propósito de esta jornada, que “la lucha del pueblo es una sola, cada vez que este Estado intente seguir apropiándose de nuestras tierras, de nuestras aguas, de nuestros recursos naturales, vamos a estar dando la pelea, donde sea, como sea. Creo que aquí la sociedad tiene que entender que esta lucha es muy justa, es una lucha ancestral y vamos a seguir adelante por muchas generaciones más hasta que el Estado y la sociedad reconozcan esta deuda histórica que tienen con nuestra nación mapuche”.

Vargas advirtió que en la Región de Los Lagos los mapuche se indignan “en todo el territorio cada vez que se instalan las hidroeléctricas, las mineras, las salmoneras, y se apropian de nuestras tierras, y vamos a luchar para reivindicar nuestros derechos ancestrales”.


Fotografía: Eric Vargas vino desde Puerto Montt a la marcha de Osorno | Surlink

En relación a los atentados incendiarios que han ocurrido este año en la zona del río Pilmaiquen contra empresas privadas, Vargas Quinchaman señaló que “yo he visto muchas veces cómo el Estado ha inventado cosas para culpar al pueblo mapuche; creo que aquí se está dando una situación muy similar, lo vimos en el caso bombas, lo vimos en los casos donde se ha aplicado la ley anti terrorista, generalmente nuestros hermanos salen exculpados de todo tipo de situaciones. Entonces incluso, para mí, esto puede ser un montaje”.

-Hay sectores políticos que se han aventurado a sugerir de que habría guerrillas en la zona de la Araucanía y Los Lagos incluído.

-“Bueno, aquí ha habido una guerra del Estado chileno contra nuestro pueblo. Eso sí lo puedo denunciar muy clara y responsablemente. Una guerra, una discriminación, un genocidio contra nuestro pueblo, y contra eso nosotros vamos a defendernos”.

-¿Cómo analiza usted este proceso de reivindicación mapuche particularmente en la Región de Los Lagos donde se constata una revalorización del pueblo originario?

-“Uno lo puede palpar todos los días cuando se da cuenta que cada día se están organizando nuevas comunidades, nuevas asociaciones urbanas, cada día hay más conciencia de parte del mismo pueblo, del rol que nos corresponde, del derecho a una autodeterminación; en los mismos colegios están impartiendo educación cultural mapuche. Entonces creo que aquí ha habido un periodo de crecimiento, de auto reconocimiento, de auto determinación de las comunidades (incluído Chiloé) donde la sociedad incluso nos ha ido respaldando. Mucha gente no mapuche, que no tiene apellidos, se ha auto identificado como mapuche, entonces creo que aquí hay un resurgimiento, un florecimiento de la sabiduría y el pensamiento de nuestro pueblo”.

-¿Esto dará pávulo para plantearse en el futuro una mayor autonomía para el pueblo mapuche?

-“Bueno, esto es una demanda permanente, se están trabajando distintos foros a nivel nacional e internacional, a nivel de los derechos humanos en Naciones Unidas, porque en algún momento va a llegar el proceso de autodeterminación del pueblo mapuche, de la nación mapuche como una nación con su propia estructura jerárquica, con sus propias autonomías políticas, económicas, culturales y territoriales que nos merecen como pueblo y que son parte de nuestros derechos humanos”.

Fuente: Surlink (21.06.2012)

Tamün srakisuam
¡Miawpe!Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *