DPP: Defensores de Los Ríos se reunieron con mapuches de Pilmaiquén

¡Miawpe!Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0


Fotografía: El jefe de Estudios de la Defensoría Regional de Los Ríos, Marco Montero, visitó los terrenos sagrados de las comunidades de Pilmaiquén | DPP

A propósito de una investigación desformalizada de la Fiscalía de Río Bueno, la lonko de Pitriuco Juana Cuante y el jefe regional de Estudios, Marco Montero, coordinaron una reunión de asesoría jurídica.

Al noreste de  Osorno y a 25 kilómetros de Río Bueno se emplazan una veintena de comunidades mapuche huilliche, entre las cuales Maihue, El Roble Carrimallín y Mantilhue se han organizado para la defensa del Ngen Mapu Kintuante (espíritu ancestral protector de la tierra) en la rivera norte del río Pilmaiquén.

Se trata de un lugar ancestral sagrado para las comunidades, que actualmente se encuentra al interior del predio de un privado y de la empresa Pilmaiquén, responsable de la construcción de la resistida central hidroeléctrica Osorno, que inundaría este complejo ceremonial.

Luego de ataques incendiarios ocurridos al fundo Maihue Carimalín y a la central en construcción Rucatayo, la Fiscalía de Río Bueno inició una investigación desformalizada, cuyas diligencias “tienen preocupadas a nuestras comunidades, aun cuando nosotros hemos planteado una reivindicación pacífica de nuestra mapu (tierra)”, explica la lonko de Pitriuco, Juana Cuante.

Precisamente en respuesta a la solicitud de asesoría jurídica hecha a la Defensoría Regional de Los Ríos ante estas situaciones, el jefe regional de Estudios, Marco Montero, se reunió en Pilmaiquén con líderes e integrantes de las comunidades afectadas, quienes plantearon inquietudes acerca de algunos procedimientos policiales que los habrían afectado en el contexto de esta indagación fiscal.

DEFENSA ESPECIALIZADA

Durante el trewún (reunión) -en el que también participó la machi de la comunidad El Roble Carrimallín, Millaray Huichalaf- y junto con escuchar la visión de las comunidades, Montero explicó el rol y la misión institucional, en especial el interés de la DPP por brindar una defensa especializada y de calidad a grupos vulnerables de la población, en particular a personas pertenecientes a los pueblos originarios.

El abogado se refirió además a los derechos y garantías que amparan a la ciudadanía y, en este caso, a las comunidades, ante la eventualidad de que se le imputara un delito a alguno de sus integrantes.

Siempre en la perspectiva de “entregar una defensa involucrada y no de escritorio”, como explicó, el jefe de Estudios de Los Ríos visitó también el Ngen Mapu Kintuante, donde se interiorizó acerca del vínculo de las comunidades con este espacio, cuya destrucción califican como un “genocidio” para su pueblo.

UNIÓN ESPIRITUAL

Según explican los líderes mapuche, esto ocurre “porque estamos unidos existencial y espiritualmente alNgen, donde habita el espíritu protector Kintuante”, y donde además se sitúa el cementerio indígena y el lugar de donde se extraen ciertas plantas esenciales para la medicina mapuche.

En mayo de este año, la Corte de Apelaciones de Valdivia acogió un recurso de protección de las comunidades presentado en agosto de 2011, en el que éstas plantearon que se estaba vulnerando su garantía constitucional de libertad de culto y su derecho a vivir en un medio ambiente libre de contaminación.

Con este fallo, la Corte prohibió la tala de árboles en el sector involucrado, al reconocer el carácter sagrado del lugar -cuya superficie es de 12 hectáreas- y  permitió el acceso de las comunidades al sitio para las celebraciones del Lepún y del Nguillatún (rogativa). Esta decisión fue apelada por el particular y por la empresa eléctrica Pilmaiquén y actualmente es revisada por la Corte Suprema.

Fuente: Defensoría Penal Pública (04.09.2012)

Tamün srakisuam
¡Miawpe!Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *