La artesanía en boqui fuco; una práctica de origen identitario williche

¡Miawpe!Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0


Fotografía: Familia Quidel Arriagada l Futawillimapu

Alrededor de 10 familias williche mantienen el legado de la práctica de la confección de artesanías en boqui fuco en San Juan de la Costa norte, en la provincia de Osorno. Son herederas de un conocimiento ancestral que les ha permitido mantener hasta el presente un trabajo  con diseños identitarios y permitido a la vez lograr ingresos complementarios para la economía de subsistencia de su grupo familiar.

Hace 50 años atrás en los sectores de Cumilelfu, Panguimapu, Loncopitrio, Putrentren, en el sector norte de San Juan de la Costa, se encontraban los principales maestros balayeros, a quienes los vecinos mandaban hacer un balay, para ser retirados después de un par de meses, a cambio de un cordero, valor que se le daba en aquel entonces en el sistema de chauki (intercambio de productos).

Los principales maestros balayeros de la época todavía son recordados por los actuales artesanos en boqui fuco, entre los que se cuentan a don Alfredo Neipan, Reinaldo Llanquin, Manuela Huaiqui, Domingo Tremigual, Florinda Marileo, Alberto Huaiquipan, Segundo Nauco, Pascual Huaiquian, Juan Temigual, entre otros, que fueron los transmisores del entramado del tejido del balay en boqui fuco, enredadera endémica de los bosques cordilleranos de la costa de Osorno.

La venta de artesanía en San Juan de la Costa comenzó a fines de la década de los 60, con la llegada de unos compradores que eran parte de un programa gubernamental, que luego produce una transformación en la visión cultural en la actividad económica de los campesinos williche de la costa de Osorno, y se instala un rubro productivo más en el quehacer cotidiano de las familias. El fenómeno se traduce en que los antiguos maestros o maestras (kimche: personas sabias) que tenían el conocimiento de elaborar un objeto, utensilio o herramienta de tipo utilitario para sus congéneres, ahora podían vender sus trabajos a otras personas y/o entidades desconocidas y foráneas a cambio de dinero, y que antes solo podían intercambiar por otros productos. Además se convirtieron en “capacitadores” de sus familiares o parientes más cercanos, de sus vecinos a quienes les surgió el interés por aprender estas manualidades y luego vender, porque pudieron constatar que ello traía consigo una posibilidad de conseguir recursos monetarios, que antes no había sido pensando, ni había sido parte de la propio costumbre.


Fotografía: Familia Cheuquian Cárdenas l Futawillimapu

La artesanía en boqui fuco, es única en la Región y en el país, porque solo se encuentra en San Juan de la Costa, provincia de Osorno. Cuál es la razón?, porque en la única zona donde crece y se desarrolla esta enredadera, llamada científicamente “Berberidopsis corallina”, para que pueda ser utilizada sus lianas para la artesanía, es en el lado oriental de la Cordillera de la Costa, entre los sectores cordilleranos conocidos como Fundo Huitrapulli, Fundo San Nicolás, en las cercanías del Estero Changan,  y el Fundo Trinidad. Es hasta allí donde se dirigen los artesanos en búsqueda de este preciado vegetal que se convierte después en una hermosa artesanía. Un alcance muy importante, los artesanos no sobreexplotan el recurso, por una razón muy natural, porque el proceso de colección solo permite hacer una poda de las guías descendientes, nunca jamás se cortan las guías madres.

Desde este sitio Futawillimapu.org, hacemos un reconocimiento a las familias artesanas actuales: González Cárdenas,  Quidel Arriagada, Cheuquian Cárdenas, Nauco Neipan, Cheuquian Imio, Neicuan Jaramillo, Tremigual Cheuquian, Pinea Alvarado, Hueichan Ancalef, Rivera Neipan, quienes mantienen esta práctica, en la elaboración de los yepu (balay), el kislko (cesto), el lolki (cesto cilíndrico), de bandejas, paneras, fruteros, costureros y todas las creaciones que dan vida a través del boqui fuco, una enredadera de nuestra Ñuke Mapu, en la tierra costeña de los Kunko.

Tamün srakisuam
¡Miawpe!Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *