Marcos Montiel, wesrkin comunidad williche Srüpülafken: “Nuestra arma más importante es la Palabra”

¡Miawpe!Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0


Fotografía: Marcos Montiel, wesrkin comunidad mapuche williche Srüpülafken

“Nosotros no necesitamos que nos vayan a dar el pan en la boca, nosotros somos capaces de producir nuestros propios, alimentos generar nuestros propios recursos porque la tierra tiene todo, nos da todo no necesitamos un apadrinamiento del capital para poder vivir”

El peñi Marcos Montiel Paillan recorre todo el territorio mapuche asumiendo su rol de Werken (Wesrkin en Tze Zungun variación sureña de la lengua mapuche). Oriundo de Srüpülafken, comunidad ubicada en la actual provincia de Palena por donde se construye la carretera Austral extremo sur del Fütawillimapu, lo abordamos en Cuinco (territorio ancestral de Cuyinko) actual comuna de San Juan de la Costa.

Desde su quehacer de wesrkin, analizamos la situación actual de la nación mapuche, como reconstruye su historia, las amenazas externas e internas y las reivindicaciones de un pueblo que necesita la tierra para su existencia.

DE INVASIÓN A INVASIÓN

Peñi, ¿qué circunstancias enfrenta el pueblo mapuche williche en la actualidad?

Bueno, primero debo decir que soy Werken de la comunidad Srüpülafken, mi territorio esta ubicado en la carretera austral, el estado Chileno le llama Patagonia Norte, para nosotros es el extremo sur de la Fütawillimapu. Somos parte dela identidad territorial Puelwillimapu. Respecto a la situación del pueblo mapuche podemos decir que desde la invasión española y luego la invasión del estado chileno, nuestra realidad no ha cambiado mucho, hoy nos estamos viendo enfrentados a las multinacionales que están llegando a las comunidades y haciendo inversiones millonarias como las hidroeléctricas, las salmoneras, las mineras, las forestales. Poco a poco van llegando a lugares remotos y vírgenes donde van quedando los últimos nichos ecológicos importantes de una biodiversidad grande. Especies endémicas que se están perdiendo por el avance del capital.

¿Lo que usted menciona es presentado como “progreso” por la institucionalidad estatal?

El capital no ve la madre tierra como nosotros; nuestra forma es respetuosa y equilibrada, el capital es invasor destructivo contaminante. Lo cierto es que tras esas empresas operan las mismas familias que se hicieron acreedoras del mar, las familias que controlan toda la maquinaria jurídica, administrativa, judicial que, cuando las comunidades prestan resistencia, ellos tienen su policía para aplicar la represión

Frente a toda esa batería de elementos ¿con qué cuentan las empresas para instalarse en el territorio y cómo hacen las comunidades para generar resistencia?

Como mapuche nuestra arma más importante y que tenemos es la palabra, es un arma muy poderosa porque nosotros informamos lo que está pasando en los trawün, en las reuniones, de boca en boca. También utilizamos los medios de comunicación como la radio, la web. Estamos trabajando con documentales porque esto no es cosa de ahora nomas, es una historia que data de muchos años.

¿Qué tipo de asuntos hacen que las resistencias se vean debilitadas al interior de las comunidades?

Bueno, las empresas tienen el estado de su parte y el estado tiene múltiples formas de entrar al territorio, a través de proyectos, bonificaciones, invernaderos que se yo… le dan cosas a la gente, le ponen escuelitas chiquititas cosas que son necesarias para la gente pero que no llegan antes, llegan cuando se ponen los proyectos de las grandes empresas, ahí llegan ayudas pero son ayudas mínimas, lo necesario para generar conflictos al interior de las comunidades porque el estado le da a uno y a otro no, entonces la gente comienza a decir por qué le dan a éste y a mí no y lo que les dan siempre es poco, son cosas mínimas.


Fotografía: Marcos Montiel, wesrkin comunidad mapuche williche Srüpülafken

¿O sea el conflicto comienza con la desarticulación de las organizaciones?

Como le digo, generan conflictos las mismas empresas, una parte de la gente está de acuerdo con que lleguen las empresas porque dicen que esas empresas les van a dar trabajo, y no se dan cuenta que los sueldos son miserables y está la otra gente que no quiere que entren esas empresas, entonces generan una división automática de las comunidades, sin ir mas lejos, en la comunidad donde vivo se instaló una salmonera, cuando el logko estaba en vida, le dijeron que iban a dar trabajo y una montonera de beneficios, hoy trabajan puro personal técnico especializado, hay una sola persona de la comunidad que trabaja ahí y tienen la contaminación del río Kuchildeo en Hornopiren, una putrefacción ; es la empresa Ventisquero que también esta contaminando el Rio Negro con restos de pellet de salmón. En la comunidad algunas familias nos saludamos así nomas ya no con ese abrazo fraterno de antes, con esa sonrisa en la cara, se generó desconfianza.

OTROS CONFLICTOS

¿Qué similitudes podemos encontrar en los conflictos que enfrentan los mapuches con el estado Chileno y cuyos beneficios van a parar a particulares?

Sin ir más lejos, nuestra comunidad está al frente de la Füta Wapi Chilwe (Isla de Chiloé). Tenemos un conflicto de tierra de hace 60 años, nosotros tenemos la tierra pero los papeles los tiene el Banco Banesto y Santander España; en Puelo el conflicto es por un embalse que quieren construir sobre el río Puelo e inundar las 6 mil hectáreas de tierras productivas, entre los que estarían afectados nichos ecológicos y lugares sagrados; en Frutillar la comunidad Wichan Mapu a costa de engaños los sacaron de sus tierras y hoy en día los papeles de eso los tienen una multinacional Holandesa; Pilmaiquen tiene conflicto con la hidroeléctrica Osorno S.A; Kilche Mapu en Lanco están teniendo pleitos con las forestales; las comunidades de San Juan de la Costa con los proyectos mineros y Centrales de Paso y siguiendo para Chiloé está la contaminación de las aguas por las salmoneras.

¿Aún no veo qué describa cuál sería el beneficio del progreso para las comunidades?

En realidad para nosotros las empresas no nos traen beneficios; los puestos de trabajos que tienen para ofrecernos son sueldos miserables que a la gente no le alcanza, no les sirve para comprarse algo más que no sea sobrevivencia , no pueden construirse una casa porque llegan a fin de mes apenas y tienen que volver a trabajar sólo para los recursos básicos nomás, los sueldos son malos, pésimos; aparte la gente mapuche no accede a educación porque es cara, casi no tenemos posibilidades de estudios, hay gente que estudia, claro, pero a costa de un tremendísimo esfuerzo.

MÜTRÜLTUN DE WESRKIN

¿Cómo asume los desafíos para ejercer su rol de Wesrkin ante tamaña cantidad de problemas que debe comunicar?

Es difícil porque el rol de werken es difundir, ir a otras comunidades a denunciar lo que está pasando, además tenemos la contra de que la gente hoy en día ya no es como antes que vivía en comunidad, el mismo sistema capitalista ha implementado una política de individualismo. Los que tienen esa facultad de decirle a la gente la línea que hay que seguir son los logkos, nosotros somos comunicadores, mensajeros, embajadores, representantes

Asumiendo que estamos frente a una tribuna donde publicamos los asuntos de las comunidades williche ¿qué aprovecharía de decir?

Que se organicen, se junten, se reúnan, que se forme la reunión, el conversar, siempre dentro del marco del respeto, que se levanten, que luchen como lo hicieron los antepasados, que su sangre regada por toda esta tierra hay que honrarla, seguir peleando porque ellos dieron su vida, lo menos que podemos hacer es resistir… si no tenemos la capacidad de ir y expulsar al enemigo, resistamos hasta lograr nuestro objetivo, que se vayan las empresas, el mapuche lo que necesita para vivir es la tierra.

Si pensamos que no nos sirven las empresas seremos acusados de antiprogresos.

No necesitamos que nos vayan a dar el pan en la boca, nosotros somos capaces de producir nuestros propios alimentos, generar nuestros propios recursos porque la tierra tiene todo, nos da todo, no necesitamos un apadrinamiento del capital para poder vivir, nuestros ancestros vivieron por miles de años de la tierra y nunca necesitaron de un extranjero, de una transnacional para vivir y no eran pobres, todo lo contrario les alcanzaba el tiempo para desarrollar otros tipos de actividades como es el arte, la escultura, la pintura, la alfarería, el deporte, la danza…que las comunidades se levanten con fuerza basta ya de atropellos.

Por Srayün Nawel


Más publicaciones de Srayün Nawel
Fütawillimapu: La violencia del Estado chileno para despojar a los williche de sus tierras
Fütawillimapu: Cosecha de Kinwa en Las Mellizas (La Unión): el reencuentro con la semilla ancestral
Fütawillimapu: Mapunche – Williche del Lof Pilmaiken se toman municipio de Río Bueno
Fütawillimapu: Donación de órganos y tejidos: ley chilena y cosmovisión mapuche williche

Tamün srakisuam
¡Miawpe!Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *