Vivencias culturales en el territorio del Fütawillimapu

¡Miawpe!Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0


Fotografía: Banda musical de Pulurruca l Fütawillimapu

DESDE LA ÑUKE MAPU, DONDE NACE EL KIMUN Y EL SRAKISUAM (LA SABIDURIA Y EL PENSAMIENTO MEMORIAL), DESDE DONDE EMERGE LOS SENTIMIENTOS ENTRELAZADOS DE TRISTEZAS Y ALEGRIAS CON SABERES ANCESTRALES QUE SEMBRARON NUESTROS KUIFI (ABUELOS), SE RECONSTRUYE EL NÜTRAM, EL KÜSOW, EL KIMÜN Y LA IDENTIDAD DE PUEBLO.

Comienza el mes de marzo en el calendario occidental, y se produce un cambio de folio en la diversidad humana en todos los ámbitos en este lado del hemisferio, quedan atrás los meses estivales de diciembre, enero y febrero marcado por una infinidad de quehaceres familiares, colectivos, coloquiales, eventuales, de características banales, sociales, recreativos, y por supuesto los de características culturales y espirituales. Dependiendo del colectivo, la institucionalidad, la comunidad vivencial y/o el individuo que decide a donde dirigirse y/o involucrarse en uno u otro sentido para hacer un paréntesis de lo vivido durante un año.

Así la familia y la comunidad vivencial mapunche williche se organizan en diversas actividades de índole cultural, intercultural, coloquial, social y espiritual. En diciembre la mayoría de las comunidades williche dan inicio a sus guillatunes, y van concluyendo en el mes de febrero. Antiguamente, se cuenta que un guillatún se podía hacer en cualquier momento, el sentido siempre era una decisión de la comunidad en relación a manifestar una expresión o una conexión con las entidades espirituales, naturales y sobrenaturales, por una necesidad mayor al alcance humano.

Volviendo a las actividades o eventos comunitarios en nuestro territorio mapunche williche, se realizaron ceremonias religiosas principalmente nguillatun en muchas comunidades, rescatando como ejemplo el más reciente realizado en Costa Rio Blanco, que después de largos 59 años, esta comunidad mapunche williche, perteneciente a la Jurisdicción Cacicado de Riachuelo, actual comuna de Río Negro, volvió a realizar el Ngillatun retomando así la senda por la reconstrucción de nuestro kuifi müpiltun.

Por otro lado, las organizaciones mapunche williche tanto del campo como de la ciudad, realizaron diversos eventos de tipo cultural, intercultural y también costumbristas. Quizás los conceptos sean un poco enredoso, pero lo importante es que las agrupaciones están desarrollando una serie de acciones con el fin de ir poniendo en valor y difundiendo la cultura, el arte, la música, la gastronomía de nuestra gente de la tierra. Aunque visualmente resalte fuertemente un sincretismo cultural de todos los colores y sonidos, pero eso es que lo que tenemos, y así de a poco a poco se podrá ir también depurando o descolonizando nuestras expresiones culturales, por lo menos esa debería ser la apuesta.


Fotografía: Artesanas compartiendo el kimün l Fütawillimapu

De esta manera la Comunidad Kiyemtuain de Pualhue, San Juan de la Costa, realizó una vez más la 16° versión de la semana cultural williche, denominada “Liwentuan inchen pu win”, donde un número significativo de personas, wentru, malgen, pichekeche, kuifi, weche, que como frase o eslogan de la actividad se expresaba: “que lleguen sólo los que tienen que llegar” entre los que se contaban kimche, lawentujo, tayultu, inmawtujo, che süngujo, kimtu, peñi y lamuen se hacen presente para compartir el kimun y el srakisuam mapunche por varios días, donde se realizaron talleres de idioma, de artesanía, de canto música y danzas, y principalmente el mupiltun traducido en el ceremonial espiritual que se realiza al principio y al finalizar la semana cultural. Todo pensado y expresado desde la visión ancestral, para la recuperación y reconstrucción de la memoria y la identidad mapuche williche. Se realizaron koyagtun y rituales de sanación, visitas a lugares sagrados y reconocimiento de lugar para la realización de ngillatun en la comunidad de Choroy Traiguien.

Otro de los hitos importante en la actividad cultural fue el reconocimiento a personas que han realizado una labor destacable en la familia, en la comunidad en la organización, aquellas que por su labor, muchas veces silenciosa, pero fundamental en la recuperación del kimun, del mupiltun, se les entregó un reconocimiento en vida, destacando su esencia humana y sociocultural, así por ejemplo el reconocimiento que se hizo a la lamuen Noema Gualaman, representada por sus hijas, como Kimtu del espacio ceremonial de Punotro y a la lamuen Hortencia Piniao de Trosco, quien no pudo asistir por su delicado estado de salud, compromiso que la comunidad Kiyemtuain realizará pronto en la propia casa de la ñaña Hortencia, en una ceremonia especial.

Los coordinadores de la semana cultural, hacen un agradecimiento y reconocimiento a todos quienes de una y otra manera, se hicieron presente con su aporte memorial, cultural y espiritual, a las maestras lamuen: Marta Cheuquian artesana en fibras vegetales, Elba Rumian, artesana en greda, Cecilia Neipan, artesana de Panguimapu, Claudina Ancalef, Ida Millaquipay; a las lawentujo: Sofia Llaitul, que atiende especialmente a niños, Juana Coliao Neipan, Lidia Imio y Viviana Lemuy como Kimtu, al Apoülmen Arturo Camiao, como autoridad ancestral y sabio mapunche, a los artistas: Nino Lespai, Helmo Melillanca, Juan Heraldo Aucapan, el Grupo Wechemapu, la Banda de Pulurruca, las Hermanas Regina y Carmen Jaramillo y la Banda Ketranmapu de Purrehuin. También se hace extensivo el agradecimiento a los representantes de organizaciones urbanas de Osorno que se hicieron presente, a las comunidades de Pulurruca, Putrentre, Purrahue, Lafquenmapu, Panguimapu, Pichilafquenmapu, Punotro, Cumilelfu, Huitrapulli, Piutril, Choroy Traiguen y Pualhue respectivamente.

Mañun pu peñi pu lamuen. Newen kusow

Tamün srakisuam
¡Miawpe!Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *