Parques eólicos en el sur: destrucción de la ñuke mapu en nombre de la energía limpia

¡Miawpe!Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0


Fotografía: Mapunche recurrentes a la salida dela Corte de Apelaciones de Puerto Montt | Sragin An(tü) Nawel

El miércoles 25 de marzo de 2015 comunidades mapuches-williches de Llanquihue interpusieron un recurso de protección en la Corte de Apelaciones de Puerto Montt (causa rol número 138—2015) con el objetivo de oponerse a la instalación de aerogeneradores en la Cordillera de la Costa en la comunidad de Colegual. Dicen que la compañía ENER-RENOVA, de continuar adelante con la idea, destruiría más de 3 mil hectáreas con el establecimiento de 91 torres de unos 100 metros de altura, enterrados a unos 40 metros y, cada una de ellas, necesitaría unos 50 metros cuadrados de superficie.

El Estado de Chile, a la hora de argumentar este tipo de inversiones dice que se planea diversificar la matriz energética mediante la incorporación de energías renovables no convencionales (ERNC) y contribuir a preservar la seguridad del sistema en el Interconectado Central (SIC) que, según las comunidades, es la mega minería la que requiere estas grandes producciones de energía eléctrica para explotar las áreas concesionadas.

Una resistencia continental

No solo las comunidades mapuche- williche se han opuesto a estas iniciativas capitalistas, según medios de información de México el año 2006 la compañía DEMEX con “engaños realizó contratos civiles con habitantes en Febrero de 2011 para construir estos parques llamados piedra I y piedra II en el Istmo de Tehuantepec son 52 generadores que se pusieron en marcha en Septiembre de 2012”.

El 29 de marzo de 2014 los pueblos Binnizá, Ikoot, Ayuuk, Chol, Nuntaj+yi, Nahua y Zoque en los actuales estados de Oaxaca, Veracruz y Chiapas, emitieron un documento firmados por 200 delegados apoyando y comprometiéndose con la resistencia de las comunidades originarias del Itsmo de Tehuantepec desde donde surge una red que se une a otros proyectos en Nueva León, Coahuila y San Luis de Potosí, inversiones realizadas por la Compañía Alemana Sowitec con el apoyo financiero del Banco Santander y su línea Capital Structuring.

Lo anterior ha generado una serie de movilizaciones con el sentido de evitar el aumento de permisos relativos a la actividad y la preocupación se centra en el llamado que hacen las compañías al señalar que están produciendo “energía limpia”.

Demandas al Estado de Chile

En el caso de Llanquihue quienes llevan adelante el proyecto de Parque Eólico es la empresa de capitales españolas Ener-Renova cuyos inversionistas son Gecal, Inzamac e Inverduero, que con lo de Colegual (Llanquihue) se convierte en al cuarto proyecto junto a los ya instalados en Collipulli (108 millones dolores) La Cachina (123 millones) y Las Dichas (30 millones), según lo explicado por  Nuria ortega, representante legal de la empresa “Colegual fue elegido debido a la gran cantidad de vientos que circulan por el lugar y por ser considerado un punto de conexión que favorece el transporte de la energía hacia el Sistema Interconectado Central”.

El proceso de Llanquihue se ha hecho bajo el absoluto silencio “nosotros lo descubrimos a mediados del 2014 por rumores por la prensa…averiguamos que llevaban trabajando desde el 2011, me llamó la atención que se permitiera porque, en el ejercicio de nuestros derechos, se nos tenía que haber consultado a las comunidades” cuenta Pedro Catrilef vocero del territorio afectado. Dicen que las instituciones se negaban a entregar información “solicitamos información con el Alcalde Juan Fernando Vázquez (PS), se nos negó rotundamente, lo único que me dijo es que desconocía completamente el tema; no me convenció su argumento” relata Catrilef.

Por su parte la abogada Orieta Llauca, autora del relato jurídico presentado en el tribunal de Puerto Montt asegura “cuando sólo se consulta a una comunidad indígena no podemos pensar que se está actuando de buena fe, esta resolución se hizo el 25 de febrero de 2015 y nosotros nos enteramos el 19 de marzo de 2015 y por casualidad, es decir, no había intenciones de notificarnos del proceso de consulta que se estaba ejecutando”.

La profesional Williche explica “En Valdivia nosotros interpusimos un recurso de protección en contra las concesiones mineras que están invadiendo el territorio, 7 comunidades indígenas recurrimos allá y se van a cumplir dos meses y no se ha dado el fallo, el abogado integrante de ese entonces hoy ya no pertenece al poder judicial entonces no podemos denunciar ante la Corte Suprema la demora porque ya no forma parte por lo tanto no tiene facultades disciplinarias sobre ese abogado”, para Llauca es necesario seguir los procedimientos internos para generar otras oportunidades “tenemos que cumplir trámites internos y demandar al Estado de Chile, una vez que agotamos esta instancia estamos habilitado para irnos a demandar a instancias internacionales y ese es nuestro objetivo y ahí tenemos esperanza” acota

El Logko Eric Vargas que acompañó la presentación del recurso de protección asegura “hemos venido denunciando cómo el Estado engaña a la opinión pública, los gobiernos dicen: que respetan nuestros derechos, valoran nuestra participación pero en la práctica lo que sucede es que solamente nos consultan por la mitigación eso es una verdadera provocación”, a su vez enfatiza “no andamos mendigando plata ni recursos, andamos defendiendo nuestro derecho, tanto el Intendente Regional como el Servicio de Evaluación de Impacto Ambiental han persistido en esta postura, nos invitan a conversar para ver cómo se van a repartir las miserias que dejan las empresas y creo que, orgullosamente, hemos tomado una actitud de rechazar las inversiones que quieren hacer en el territorio” apunta la autoridad ancestral.

Población de torres en Chiloé

En la Isla de Chiloé la compañía Ecopower de capitales Sueco- Chilena iniciada el año 2006, se instala en Mar Brava, 17 km de Ancud, un año después de su creación realzando estudios económicos para convertir las comunidades de Huentique y Catruman en Parques eólico, es la primera vez que se comienza a hablar de producir “energía limpia” en la región, fueron las comunidades originarias que se dispusieron a defender un sitio arqueológico que daba cuenta de la existencia de un asentamiento humano de más de 6 mil años, ahí se encuentran también un lugar de posicionamiento de pájaros que viajan largas distancias y las cantidades de familias aledañas, no tuvieron éxito y finalmente se impuso el proyecto inicial.

Desde la ONG CEPAN (Centro de Estudios del Patrimonio Natural) de Chiloé advierten sobre el impacto de otro proyecto eólico en Chonchi y explican “los proyectos eólicos aumentarían los niveles de crisis hídrica que ya existen en el territorio, esto porque se estaría instalando en delicados ecosistemas ubicados en la Cordillera Chilota sobre un ecosistema llamado turberas de campaña que son capaces de almacenar agua y liberarlas a las cuencas fluviales en las épocas estivales” explica Jorge Valenzuela Director de la ONG.

A la fecha son 8 los proyectos en proceso de evaluación y otros tantos aprobados, En Cateao- Chonchi (50 aerogeneradores); San Pedro- Dalcahue (20), Ampliación San Pedro- Dalcahue (48); Tabalcura- Chonchi (¿?); Pacifico- Ancud (20); Ancud (12) y Pichilhue- Dalcahue (47) este último se encuentra en estado de suspensión momentánea.

Respecto al uso de la energía, todos concuerdan que, mediante la alimentación del Sistema Interconectado Central, esto va a cubrir las necesidades de la mega minería que en un sutilmente han iniciado un proceso de concesión del subsuelo de Cordillera a Cordillera, y su necesidad es enorme: mover el equipamiento que implica excavar la tierra “ni una milésima de esa energía va a quedar en el territorio…nos podemos ser subsidiario de ese sistema poniendo a disposición nuestras riquezas del territorio” dice el Logko Vargas Quinchaman; por su parte Pedro Catrilef señala “todos sabemos el fin y el recorrido que tiene la energía si al final van a las mineras, es mentira que el país no tiene energía por eso llamamos al Pueblo Mapuche-Williche a unirse desde los Trawün (parlamentos) nos hagamos respetar, todos tenemos que hacerle defensa a la naturaleza, nosotros los mapuche siempre lo tenemos que salir a defender a la ñuke mapu” afirman desde Llanquihue.

Sragin An(tü) Nawel

Tamün srakisuam
¡Miawpe!Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *