Desconociendo fallo de la Corte Suprema, se siguen cobrando patentes por no uso de agua a comunidades mapunche

¡Miawpe!Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0


Fotografía: el Río Huellelhue es uno de los ríos con mayor cantidad de solicitudes de derechos no consuntivos para uso hidroeléctrico en territorio mapunche | Fütawillimapu

Desconociendo el fallo de la Corte Suprema (causa rol 7899-2013), que establece que las comunidades llamadas «indígenas» no deben pagar patentes por no uso de derechos de aguas, la Tesorería General de la República, Provincia de Osorno, ha interpuesto una demanda contra las comunidades mapunche williche Maicolpi y Huellelhue, a riesgo de embargo, por no usar los caudales de aguas que hoy están a su nombre y que son parte de la defensa de nuestros ríos frente la invasión hidroeléctrica.

Así lo evidencia la edición del viernes 31 de julio recién pasado del Diario El Austral de Osorno, a través de una publicación destacada en sus páginas 12, 13 y 14 (ver link). En su mayoría, los demandados por la Tesorería General de la República en el 1º Juzgado de Letras de Osorno (Rol C-1073-2015) y el Juzgado de Letras de Río Negro (Rol C-142-2015), son empresas hidroeléctricas, pisciculturas, particulares asociados a grandes fundos y especuladores. Junto a ellos aparecen las comunidades mapunche Maicolpi de San Juan de la Costa y Caleta Huellelhue de Río Negro.


Imagen: Parte del listado de demandados por no uso de derechos de aguas | Diario El Austral de Osorno (31.07.2015)

En el caso de las dos comunidades, no se explica por qué aparecen en la demanda de pago de patentes por no uso de aguas ya que la Tesorería General de la República y la Dirección General de Aguas como entidades estatales ya deberían estar informadas del fallo de la Corte Suprema (causa rol 7899-2013) que determinó que las comunidades mapunche y de otros pueblos/naciones preexistentes a Chile no deben pagar patentes por no uso de derechos de agua, debido a las protecciones establecidas en la Ley Nº 19.253/1993, o Ley «Indígena». En el siguiente extracto del fallo se expone el razonamiento jurídico del máximo tribunal chileno:

«De acuerdo con el contenido de las normas antes expuestas, resulta innegable que la obligación de pago de patente por no uso de las aguas, importa un gravamen que afecta el derecho de aprovechamiento de aguas, que en el presente caso resulta incompatible con la circunstancia de tratarse de derechos de aprovechamiento de aguas de personas y comunidades indígenas, adquiridos con fondos provenientes de la Ley Indígena, no susceptibles de ser gravados, ni menos aún embargados, como se dispone en el procedimiento ejecutivo de cobro de patente. Esta incompatibilidad se aprecia con mayor nitidez si se considera que el procedimiento de cobro puede derivar en la enajenación forzada del derecho afecto al pago de patente, el que puede ser adquirido por cualquier persona interesada, lo que desde luego transgrede el artículo 13 de la normativa indígena, que prohíbe la enajenación de estos derechos, salvo entre personas o comunidades indígenas de una misma etnia».

Importante recordar que la comunidad mapunche Maicolpi fue la primera en iniciar el proceso defensa del agua en noviembre de 2011(ver link) frente al acaparamiento de derechos de agua no consuntivos con fines hidroeléctricos que se inició explosivamente el año 2010, defensa que tuvo gran fuerza hasta mediados de 2013, logrando estancar el avance de las empresas hidroeléctricas, empresarios particulares y especuladores gracias al trabajo de la Comisión de Tierras y Aguas formada por las comunidades directamente afectadas. En la actualidad, en el que la defensa por el agua a decaído, los expedientes de solicitudes de derechos de aguas «duermen» en la DGA, mientras las empresas del rubro hidroeléctrico siguen operando a nivel político y logístico para dar curso a sus proyectos.

En este punto ponemos en alerta a las müchulla y kawün de base para que alcen la voz a través de nuestras autoridades ancestrales y dirigentes para que se terminen con los cobros de patentes por no uso y para que la DGA informe sobre la situación de los expedientes vinculados a empresas hidroeléctricas y las oposiciones realizadas por las comunidades afectadas.

MIENTRAS TANTO EN EL PARLAMENTO…

Otra arista necesaria de tener presente, según informa el sitio UCVRadio (29.07.2015), es que la semana tercera semana de julio la Comisión de Recursos Hídricos de la Cámara de Diputados aprobó algunas reformas al Código de Agua que eximirán del pago de patentes por no uso de derechos de aprovechamiento de agua a los comités de agua potable rural, pequeños campesinos, comunidades agrícolas, áreas protegidas e «indígenas y comunidades indígenas» que sean titulares de «recursos hídricos» con fines de subsistencia. Señala el mismo medio, que sí estarán sujetos a este gravamen quienes tengan derechos consuntivos de 10 a 50 lts/seg y no consuntivos de 100 a 500 lts/seg sin usar, casos que actualmente están exento de pago de patentes, ya que se entiende que estos tienen esencialmente un fin lucrativo y no de subsistencia.

Considerando que en el caso de las comunidades que tienen derechos de aprovechamiento de agua con la finalidad de proteger nuestra Ñuke Mapu y no la «subsistencia» como la entiende el Estado de Chile, como es el caso de las comunidades Maicolpi y Huellelhue, las  modificaciones al Código de Agua van en una dirección distinta al precedente jurídico del fallo de la Corte Suprema ya mencionado. Otra vez, el «trabajo» parlamentario desconectado de la realidad.

FAMO KÜNOAYEN KIÑE PICHI SRAKISUAM

Desde esta pequeña plataforma en la web, insistimos en que Chile, como Estado y como sociedad, debe reconocer la integralidad de los territorios de los pueblos y naciones preexistentes, en donde el agua, el suelo, el subsuelo, el espacio aéreo, el espacio radioeléctrico y los recursos genéticos tengan una legislación diferente a la legislación común para lograr su protección, sirviendo como base material para el ejercicio de los derechos colectivos de los grupos humanos que hemos habitado desde tiempos inmemoriales en esta tierra.

Finalmente, no podemos dejar de repetir que si los y las mapunche no estuvieramos en este territorio, la depredación de la mentalidad septentrional («occidental») ya habría acabado con los grandes bosques y, en consecuencia, con el agua.

Monkü konpayaimün inkatualu tayin lif ko, tayin Ñuke Mapu. Mestalayen konpaya wesa ke tse l’angümam tayin fill mongen.

Fütawillimapu
Wesrkin

Tamün srakisuam
¡Miawpe!Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *