Williches de la identidad ancestral Kunko reclaman devolución de tierras en Quilacahuín

¡Miawpe!Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0


Fotografía: Misión de Quilacahuín en la actualidad | noticias.iglesia.cl

Al cumplirse dos siglos de la firma de un tratado de paz entre el Imperio Español de entonces y los Mapuche del Futawillimapu ocurrido el 21 de Agosto de 1793, familias del lof Canquil, Mellillanca y Llanquilef deciden reclamar los territorios cedidos en calidad de préstamos a la iglesia católica.

A 222 años de ese hecho político, los descendientes Williche deciden reclamar las tierras cedidas argumentando que es hora de cumplir los acuerdos expresa José Melillanca Llanquilef  “el imperio que estableció la iglesia católica, a quienes nuestros ancestros prestaron las tierras para establecer sus misiones, hoy nos tiene que rendir cuenta sobre la totalidad de las tierras y devolver a las familias mapuches las que aún conservan, por el estado de hacinamiento que están conviviendo nuestras familias las necesitamos” explica.

Sobre la devolución de las tierras, Melillanca expresa que su motivación se basa en los dichos del Apu Ulmen Colün, quien participó de ese hecho y deja en claro en el acta del 24 de agosto de 1793 que “las casas misionales se podrán establecer en las tierras cedidas para que los padres misioneros las usasen como mejor les agradase: reservando en su persona como dueño legitimo la propiedad de ellas; de tal suerte que si por algún acontecimiento faltasen de allí los padres misioneros, volvería a gozarlas el mismo, y por su falta sus herederos”, un punto que de acuerdo a los reclamantes, es que el que debe cumplir y respetar la iglesia católica asentada en Külakawün.


Fotografía: Wesrkin José Melillanca | Sragin Antü Nawel

Recordemos que el 21 de Agosto se inicia una serie de tratados que concluye el 08 de Septiembre de 1793 con el celebrado a orillas del Rio Srawe justo donde hoy está asentada la ciudad de Osorno.

Recordemos que, con los tratados de paz, el invasor Español continua su proceso de conquista de los territorios al invadido pueblo mapuche williche, una via diplomática que fue la puerta de entrada para que el antiguo territorio ancestral pasara a ser dominados por el imperio español y por el actual estado de Chile que, pese a los constantes auxilios otorgados por los Williches en sus guerras civiles, continuaron el proceso de control propiciando la posterior Chilenización del, hasta antes de 1793, libre nación MAPUCHE, en palabras de Melillanca el reclamo por el territorio que posee la iglesia a través de la Fundación Misiones de la Costa “es el justo reclamo que nos encargaron los abuelos cuando acordaron la devolución de las tierras cuando los misioneros no se encontraran” .

Por Sragin Antü Nawel


Relacionado
Fütawillimapu: Dos nuevos aportes a la reconstrucción de la historia mapuche williche

Tamün srakisuam
¡Miawpe!Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *