“Memorial de 1936” presentado por los Apo Ülmen de la Fütawillimapu al presidente Arturo Alessandri Palma

¡Miawpe!Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0


Imagen: Fotografía contenida en el “Memorial de 1936”  | Imprenta El Imparcial (1937)

En nuestro afán de seguir aportando a la reconstrucción, análisis y difusión de nuestra historia mapunche, compartimos con todas nuestras lamuen y todos nuestros peñi la transcripción del más conocido de los Memoriales de los Apo Ülmen de la Fütawillimapu: el “Memorial de 1936”.

A principios de marzo del año 2008 publicamos en este portal mapunche la versión PDF del “Memorial de 1936”, el más nombrado de estos documentos históricos, debido a su profundo y visionario contenido, evidencia de la madurez política de los antiguos líderes ancestrales mapunche.

El “Memorial de 1936” es el resultado de un Füta Traftun realizado por los Apo Ülmen en “Junta General de Caciques” que tuvo lugar en Quilacahuín-Curaco (donde 6 años más tarde se produciría la “Matanza de los Canquil”) los días 11, 12, 13 y 14 de diciembre de 1935. El documento fue presentado al presidente chileno Arturo Alessandri Palma el 21 de diciembre de 1935 y “enviado con providencia” al Ministro de Tierras y Colonización en enero de 1936, gestiones realizadas por el “Lenguaraz e Intérprete Representante General de Caciques”, el peñi Narciso Cheuquean Solís.

Un Memorial de los Apo Ülmen o Caciques mapunche williche es un documento, generalmente destinado a funcionarios del Estado de Chile, en el que se exponen demandas, peticiones o propuestas para abordar temáticas históricas y/o coyunturales, como por ejemplo, la revalidación de Títulos de Comisario y la devolución de las tierras usurpadas. Estos documentos son generalmente fruto de un Füta Traftun o “Junta General“.

Sabemos que la versión PDF del “Memorial de 1936” que hemos compartido y que se puede descargar aquí, resulta difícil de manipular para un usuario promedio, razón por la cual, después de varios días de trabajo, compartimos una versión en formato texto para que pueda ser “copiada y pegada” en “Word” u otro procesador de texto. Esperamos con esto facilitar su análisis e incentivar la creación de nuevo material como guías, cartillas o publicaciones en internet.

De la publicación realizada por la imprenta El Imparcial el año 1937, consistente de 11 partes, hemos transcrito el “Cuerpo del Memorial”, el “Memorandum del Memorial” y uno de los nueve documentos anexos. Hemos respetado todos los aspectos de la versión original en el aspecto ortográfico y estético, a excepción de la sangría al inicio de cada párrafo.

Sin más que señalar, a continuación compartimos el “Memorial y Documentos presentado por los Caciques Generales Mapuches del Buta Huillimapu a su excelencia el Presidente de la República“:


MEMORIAL Y DOCUMENTOS
PRESENTADO POR LOS CACIQUES GENERALES MAPUCHES DEL BUTA HUILLIMAPU
A SU EXCELENCIA EL PRESIDENTE DE LA REPUBLICA

IMPRENTA EL IMPARCIAL
SAN DIEGO 75
1937

IDIOMA MAPUCHE
Del Buta Huillimapu

Meita May Pu Peñi Huinca Quiñe Nemel Pihuayen lnchen-May Raquidamon Fitufien May Pu Cuife, Puchahuen Pus Layg Tañi Elzo Pu Mec Chilca Heita Hehuela Quiñe Que No Fien May,- Monco Chimé Chilca Tañi Fuquemon Futaque Troquin, Tañi Quimam lnchen Guiem Mapú.

Pu Peñi Que Pu Huinca Affui Maguin Ñateo Nielay Mapuche, Ailla Mari Pataca Guaranca Petu Quin Nahuencaiyen.

Cheu Chilca Pa Chau Puslaco Futa Que Lonco Que Pu Troquin Nefui Futa Que Huiño Pañilhue Futa Rehuel Lyga Pigui Futa Huillimapu.

Fachi Chilca Quimó Heso Puayen Pitutañoleanem Heita Futa Chilca Quiñé Que no lnchen Pu Peñi Sé Mapuche Quñantu Huelua Yepualo Pu Piñen Chilquin Chau Dios Troquai Qui Mey Pu Troquim.

MEMORIAL

Presentado a Su Excelencia, el Presidente de la República, don Arturo Alessandri Palma, por los representantes legítimos de la raza araucana en defensa de sus intereses lesionados por la maldad de nacionales y extranjeros que, al amparo de una mayor instrucción, emplean contra los mapuches las armas de la falsa legalidad.

_______________

Los firmantes de este Memorial tienen plena confianza en que los parlamentarios que conozcan de las peticiones hechas obrarán con entero patriotismo, en la seguridad de que trabajar por aquellos que no conocen otra actividad que la del trabajo de la tierra es hacer Justicia; que hacer Justicia en favor de los que no tienen medios para conseguirla por sí mismos es Altruísmo; que defender a la gente de la raza araucana es PATRIOTISMO.

Necesitamos -según lo manifiesta el Memorial- que se cumplan las disposiciones contenidas en la nutrida documentación que acompañamos, y que sea creado el Tribunal Especial en Rahue (Osorno) para tratar los asuntos que conciernen a los litigantes de raza araucana, que deberá ser constituido por los caciques generales, según fue aprobado por las más altas autoridades del país.

Los que suscriben este Memorial no creen necesario insistir en la legitimidad de sus derechos: si los documentos que los protegen no fuesen suficientes, hay algo que pudiera servir ante la conciencia de todos los chilenos como la prueba irredargüible de lo que en este Memorial se asevera: la Historia de Chile.

Los tiempos que vive el mundo pudieran hacer creer que las luchas partidistas han hecho eco en la raza araucana, y que, en virtud de ello, los representantes de la antigua Araucanía de Buta Hillimapu, de Valdivia al sur, pelean hoy por sus reivindicaciones: Nada de éso. Los mapuches piden Justicia a las autoridades constituidas para defender los derechos de todos; sin distinción de credos religiosos, o partidos. Los araucanos piden el derecho de vivir en paz, aunque el resto del mundo prefiera en disturbios. Esperamos Justicia, y sabemos que la obtendremos, porque sabemos a qué conciencias hemos apelado en demanda de ella.

MEMORIAL PROYECTO DE LEY PARA EL EXCELENTÍSIMO
SEÑOR PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA,
DON ARTURO ALESSANDRI PALMA.-

Excelentísimo señor Presidente:

Los suscritos, Caciques Generales Inmemoriales, José Ignacio Epuyao lmilpán, de la Reducción de Rahue, Subdelegación de Rahue, Departamento de Osorno, Provincia de Valdivia; José 2° Méndez Caulli, Cacique General y Secretario General de Caciques de la Reducción “La Huacha”, pueblo de Casma, Subdelegación de Frutillar, Departamento de Llanquihue, provincia de Chiloé; Juan José Canquil Tranacan, Cacique General de la Reducción de Quilicahuín, subdelegación 7.a de San Juan de la Costa, departamento de Osorno, provincia de Valdivia; por aludido señor cacique, representándolo el señor Tránsito Canquil, de la misma reducción; cacique don Gumercindo Quilempan Lehuey de la reducción Calcurrupe-Ranco, subdelegación Filuco, departamento Río Bueno, provincia de Valdivia, lo representa el Lenguaraz Intérprete y Representante General de Caciques don Narciso Cheuquean Solís; don Pedro José Huenulef, Cacique de la reducción de Mafué, Los Juncos, departamento de La Unión, provincia de Valdivia; don Juan Ángel Gamín Guarategua, Cacique de la reducción Nercón, La Chacra, departamento de Castro, provincia de Chiloé; don Juan José Pailalef Lepicheo, cacique de la reducción de Riachuelo, Maipué, departamento de Osorno, provincia de Valdivia; don Narciso Cheuquean Solís, Lenguaraz e Intérprete General y Representante General de Cacique, de la reducción de Quilacahuín, subdelegación 7.a de San Juan de la Costa, departamento de Osorno, provincia de Valdivia, y el mocetón que acompaña a la Comisión de Caciques y justifica de inmediato los hechos que insertamos en el cuerpo de este memorial, don Santiago Vargas V. Lloncoman de la reducción Amancay, línea sin nombre, subdelegación de Puerto Varas, departamento de Llanquihue, provincia de Chiloé, y en conformidad con la Junta General de Caciques que representamos a Su Excelencia con fecha 21 de diciembre de 1935, enviado con providencia al señor Ministro de Tierras y Colonización, con fecha 15 de enero de 1936 y presentada por el Lenguaraz e Intérprete Representante General de Caciques don Narciso Cheuquean Solís ceremonia que tuvo lugar en la reducción de Quilacahuín-Curaco, de fecha 11, 12, 13 y 14 de diciembre de 1935, respetuosamente a S. E. venimos en solicitar en lo principal la reivindicación y aprobación de nuestros derechos inmemoriales y para su consideración, estudio y resolución inmediata, que pueda tener la mejor acogida de Su Excelencia que se traducirá en la justicia entera del país de Chile, basándonos en nuestros derechos que datan de tiempos inmemoriales; en efecto, por mas de miles de años de arranque que nuestra tierra es propia y por más de doscientos años que hemos usufructuado en posesión pacífica de nuestros abolengos, después de las guerras sostenidas con los españoles en distintas tribus, hoy día Excelentísimo señor Presidente nos encontramos privados de nuestras tierras por los elementos extranjeros, principalmente alemanes y criollos que no tienen derecho ni parte en las herencias de los indios-mapuches y descendientes, como lo pasamos a probar con nuestros documentos públicos y notorios en el cuerpo de este Memorial; por cuyas razones tan justificadas, venimos a solicitar de Valdivia al sur que se retiren definitivamente de nuestra provincia de Butahuillimapu las Leyes de Radicación, Colonización y Propiedad Austral porque perjudican nuestros derechos, no hacen justicia, en que al contrario violan nuestras leyes, engañan a los miembros de los poderes públicos, cometen robos y tardanzas en los expedientes que hacen muchas veces los empleados inescrupulosos de la Administración Pública que son sobornados por los extranjeros y criollos, cuyo dinero para el pago lo obtienen de nuestra propia tierra e intereses que tenemos de nuestros trabajos ejecutados dentro de nuestros propios terrenos desde tiempos inmemoriales; consideramos oportuno que cuando se cometen los robos de nuestras tierras se apoderan de nuestros animales, siembras, destruyen nuestras casas, ya sea llevándose la madera o quemándolas, dejando nuestras familias a la intemperie de los caminos públicos; cuyos actos ejecutados por estos elementos están en desacuerdo con la presente civilización humana, llevándonos presos por supuestos delitos que no hemos cometido y aún más hieren a nuestros miembros de familia sin importarles que queden muertos en los campos de los despojos cometidos por ellos. Es muy triste lamentar los hechos que pasan en la región indio mapuche V. E. en pleno siglo de civilización humana lo expuesto a Su Excelencia pasamos a señalar los puntos básicos de nuestras peticiones legales que respetuosamente elevamos a Su Excelencia punto por punto.

Primero

Para constancia acompañamos el documento público de Paz de Provincia; para su conocimiento Excelentísimo señor Presidente; documento aprobado en el Parlamento Jurado de Paz de la Repoblación de la antigua Ciudad de Osorno celebrada el día 8 de septiembre y firmada el 11 de septiembre de 1793; convenido con los Españoles; transacción de guerra que respetamos de los Indios Caciques-Mapuches en sus tierras inmemoriales, comprendido en la provincia de Butahuillimapu, hoy día Valdivia, Chiloé y Territorio Aysén y Magallanes, campo ancho, tratado que se llevó efecto entre los Caciques Generales señores Catrihuala, Yñil y Canihú y las cabezas Guilmenes de sus parcialidades y en representación del Rey de España el señor Coronel Lucas de Molina y Bermudo, en que fue revalidado el año de 1827, después de la independencia de Chile, que los miembros del Supremo Gobierno jamás han querido destruir los intereses materiales y morales de la zona india mapuche, como el único premio tal vez al valor y nobleza incomparables de la raza indómita; que es la madre del pueblo chileno y que de los arbores de la Independencia los hemos libertado junto con nuestros hermanos criollos chilenos, (documento signado con la letra A).

Segundo

A los indios-mapuches de Valdivia a Magallanes deben liberárseles de todo impuesto del Fisco, contribuciones de haberes e impuestos civiles por que esto afecta a los tratados de Paz y Leyes dictadas a favor de los indios-mapuches y descendientes. El primer impuesto civil que nos han sometido: Es la Ley Civil donde nos hacen pagar impuestos por la tierra y el reconocimiento de los hijos cuando nacen y cuando mueren y el matrimonio; siendo que nosotros los caciques mocetones (pueblo) hemos construido Casas-Misionales, (Ministerio del indio) para que se conozcan cuántos nacen y cuántos mueren y el movimiento de matrimonio, y que dentro de estas Misionales han sido aceptadas para la cultura y civilización y conocimiento de la fe cristiana. Para constancia se extendió documento Misional el día 21 de agosto de 1793 en la reducción de Culacahuín, a fin de que los caciques no faltaran ni mucho menos los Misioneros, el día que faltare el Padre Misionero, el señor Cacique respectivo se hará cargo de la Casa-Misional u otro mocetón que acredite su acción autorizada por el pueblo indio mapuche y descendientes.

Por razones que justificamos Excelentísimo señor Presidente solicitamos que los Padres Alemanes que están dentro de nuestras Casas-Misionales, se cambien por no haber cumplido conforme a las Escrituras Misionales que indican la educación conforme a la civilización humana, los cuales deberán ser reemplazados por Padres Indios o mestizos chilenos en nuestras Misionales, conformen lo estimen conveniente los señores Caciques mocetones y descendientes, siempre que se ciña a lo estipulado en la Escritura Misional y la tradicional del indio-mapuche (MILLATUN, ROGATIVA A DIOS), si los reemplazantes no cumplieren los señores Caciques se verán obligados a restituir sus derechos conforme a la Escritura Misional. Este cambio de Padres Alemanes lo venimos a solicitar por haber establecido “Cantinas de bebidas alcohólicas y tener Retén de Carabineros” dentro de las Casas-Misionales, cuyos Padres van degenerando directamente por intermedio del alcohol la raza india-mapuche y descendientes, y están violando abiertamente los mandatos de los señores Caciques que se establecen en la Escritura Misional, y no obstante estos, Vuestra Excelencia, han violado el Bastón de Mando del Ex Cacique don José Santos Conapil de la Misional de Quilacahuín, el día 24 de septiembre del año 1932, después de la procesión celebrada de Nuestra Madre de las Mercedes, ante una concurrencia de más o menos dos mil feligreses, además estos señores Misioneros Padres Alemanes han declarado por sí y ante sí, que las tierras de los indios-mapuches y descendientes; como también las Casas-Misionales, sostienen que son Fiscales, y alegan y niegan que los indios mapuches y descendientes no son los dueños, ni existen indios-mapuches. Acompañamos el documento Misional en que justificamos nuestros derechos legales y vigentes. (Documento signado con letra B).

Tercero

Acompañamos y acreditamos para su resolución, título inscrito de tierras, de posesión y dominio otorgado por don Francisco Aburto, Juez Comisario de Naciones y Delegado del Rey de España, documento revalidado que se encuentra copiado a la letra en el Archivo Histórico Nacional de esta capital y en el Conservador de Bienes Raíces del Departamento de Osorno, en cumplimiento de la Ceremonia del Tratado de Paz jurada y perpetua mientras el mundo sea, la que fue revalidada el año 1827 con entero espíritu de justicia chilena, que dicho título lleva el número 146 a fjs. 143 vta. del 13 de marzo de 1827, en la que fué aprobada. También decimos a Su Excelencia que el señor Juez de Primera Instancia don José Vicente Durán ha hecho el reparto de las tierras en conformidad del primero y segundo original de las escrituras comisarias. (documento signado con las letras C y D).

Cuarto

Que se mantengan en vigencia todas las disposiciones contempladas en las leyes prohibitivas dictadas en la República de Chile de exenciones de contribuciones, remates por contribuciones fiscales y municipales, remates por particulares extranjeros y nacionales, ventas, hipotecas, arrendamiento y contratos sobre siembras a medias entre los indios-mapuches y descendientes con los particulares ya sean ellos extranjeros o criollos, que se dé estricto cumplimiento y validez por las leyes promulgadas a favor de los indios-mapuches de Valdivia al sur; como también se ordene a los señores Inspectores de los Impuestos Internos, Tesoreros Fiscales y Municipales, no efectuar cobros de contribuciones ni llevar a remate las posesiones pacíficas de los indios-mapuches y descendientes, los Notarios Públicos, no extender escrituras de venta, hipotecas, remate, arrendamientos, contratos de siembras a medias de ninguna clase mientras no sea consultado con el señor Cacique en unión del señor Intendente o de las autoridades que designe el “Supremo Gobierno”, conforme lo indican las leyes vigentes que acompañamos:

1.o. La Ley de Exención de tributos de 4 de marzo de 1819 dictada como ley de la República, firmada por O’Higgins y Echeverría.
La del 2 de julio de 1852 firmada por el Excelentísimo señor Presidente Montt y Varas;
La del 20 de enero de 1883;
La del 11 de enero de 1893;
La del 13 de enero de 1903; y
La del 9 de enero de 1913 y otras disposiciones dictadas. (Documentos signados con los números 1, 2, 3, y 4).

Quinto

La devolución inmediata de todos los terrenos usurpados y prescindiendo en absoluto de la acción judicial; porque de lo contrario, S. E., jamás los indios-mapuches y descendientes conseguirían su devolución, debido a la tardanza de los juicios, robos de expedientes, etc., porque los indios-mapuches y descendientes no están en condiciones de sostener pleitos contra los particulares que engañan a los Tribunales de Justicia con defensas inmorales.

Sexto

Siendo la instrucción la base de todo progreso, los Caciques solicitan colegios propios dentro de sus reducciones y tribus, o donde lo estimen, de Instrucción primaria, secundaria, profesional, comercial en conformidad de la evolución y progreso de la civilización humana, y en conformidad de la ley del 2 de junio de 1852, firmada por el Excmo. señor Presidente de la República Montt y Varas, además veríamos con sumo agrado, V. E., que de la instrucción folklórica se nombre una comisión para que estudie el idioma indio-mapuche, se hagan textos de enseñanza que se destinarían gratuitamente en los colegios fiscales de la República y en los nuestros para que los indios-mapuches y mestizos chilenos se posesionen del idioma nativo de los padres de la raza chilena de este país, que tal vez les serviría para conocer la civilización incaica del Inca Atahualpa; que es más moral que la civilización europea. Dentro de nuestras escuelas que formaríamos, veríamos con agrado el nombramiento de profesores mapuches de ambos sexos, y para las primeras letras se nos dé facilidades para nombrar personas sin diploma y por cuenta propia de los señores Caciques y pueblo en general.

Séptimo

Teniendo conocimiento que los particulares extranjeros y nacionales dicen que no hay indios-mapuches, con el fin exclusivo de quitarnos nuestras tierras, respetuosamente a S. E., comunicamos que nuestra presentación hecha sobre el censo, existe en el Ministerio de Tierras y Colonización bajo providencia de la Presidencia de la República, con el número 2.682 10 X 34, hemos determinado de tomarlo por lo cual solicitamos amplia facultad, para que los señores Caciques dentro de su provincia tomen libremente el Censo, con las personas de su confianza y que en la región india ya dicha, se ordene a las autoridades respectivas nos dejen tomarlo. Solicitamos a S. E. la fuerza de Carabineros de Chile, cuando sea necesario, para tomar el Censo en las partes donde se nos presenten dificultades con los particulares.

Una vez terminado el censo, cada Cacique remitirá el formulario ejemplar a la repartición que ordene el Supremo Gobierno. También se nos deje tomar el Catastro de nuestras tierras. Que la Propiedad Austral ordene a los ingenieros agrimensores entreguen a los legítimos dueños que son los indios-mapuches y descendientes las escrituras primitivas de nuestras tierras, ya sean ellas de Comisario, Mercedes o de Sucesión.

Octavo

Como un complemento indispensable de las anteriores peticiones, V. E., solicitamos asimismo la creación de un Tribunal de Justicia de indios-mapuches, por cuenta propia de los señores Caciques o como lo estimare conveniente S. E., con asiento en Rahue, en la Casa-Misional del Departamento de Osorno de la Provincia de Valdivia, que por lo cual en repetidas veces viene reiterando el señor Intendente de Valdivia por la creación de dicho Tribunal, el que tendrá por fin de solucionar todos los conflictos originados por los particulares extranjeros y nacionales; como también los que se originen entre los indios-mapuches y descendientes con relación a los robos de nuestras tierras, intereses personales y familiares, como igualmente para que se castigue a los señores Caciques, Guilmenes y mocetones y los descendientes de indios-mapuches, los que traten de perturbar la paz y del poder constituido de los derechos de la propiedad de las tierras, y como el progreso de la raza india-mapuche. Dicho Tribunal será formado por personas buenas y de nuestra confianza.

En este Tribunal tendrán representación los señores Caciques, un secretario indio, como también en las comisiones que designe el Supremo Gobierno, mocetones o mestizos de nuestra entera confianza.

La formación del Tribunal indio-mapuche, no solamente va a defender a los Padres de la raza chilena, sino defenderá el Patrimonio Nacional, que corresponde defender a cada nativo, ya sea indio-mapuche o criollo chileno de nuestro querido y rico territorio, ya que somos nosotros los legítimos dueños con títulos inscritos de las tierras que labramos para el porvenir, bienestar general de los ciudadanos y prosperidad de la Patria.

No es dable que los hijos de este país no tengan un pedazo de tierra en qué vivir y estén en la ruina más completa, mientras que los extranjeros agregados en nuestro país, tienen la mayor parte de nuestra provincia, llegando algunos de ellos a tener más de doce mil cuadras de tierras (especialmente los alemanes), sin título alguno.

Noveno

Finalmente, solicitamos de V. E., que los vicios del juego de azar y de embriaguez se eliminen de Valdivia al sur, ya que estos vicios degeneran física y moralmente la vigorosa raza india-mapuche, como también a los mestizos chilenos, para lo cual pedimos la dictación de una ley especial que se prohíba y extirpe, dentro de las Reducciones de Indios Mapuches, y que el alcohol que se produzca se destine a las industrias nacionales y si queda un excedente se deje salir al extranjero.

Diez

También solicitamos, se nos deje libre tránsito en los caminos y puentes públicos y nacionales en la región india-mapuche, para que se recabe a quien corresponda, se ordene a los ingenieros civiles e inspectores de caminos y puentes, hacer abrir los caminos y puentes, que actualmente ciertas personas mantienen cerrados, a fin de que puedan transitar libremente por ellos los indios y mestizos descendientes, que es a quienes se prohíbe transitar por ellos, especialmente los caminos que conducen al mar.

Excmo señor Presidente:

Incluimos el memorándum del presente Memorial.

En el mérito de lo anterior, a S. E., con todo respeto, solicitamos como hermano del país y Primera Justicia de Chile, se sirva, si lo tiene a bien, de considerar, estudiar y resolver las peticiones que insertamos en el cuerpo de este memorial, que van encuadradas dentro de nuestros documentos firmados con justicia, y leyes vigentes, firmadas con estricta justicia por los miembros de los diferentes Gobiernos Establecidos en el país: los señores Caciques, Guilmenes y Mocetones de ambos sexos, confían en las palabras de alta concepción de sus sublimes sentimientos que abrigan su espíritu hacia el bienestar general de los Padres de la raza chilena y descendientes, dueños de este país, que luchó más de tres siglos y medio y que secundó con los criollos a arrojar a los invasores españoles para salir de ese yugo de la esclavitud, y dar a la patria chilena la libertad que hoy tenemos y que S. E., tan dignamente nos dirige los destinos de ella, como también podemos decir orgullosos los indios-mapuches, que jamás hemos traicionado el Patrimonio Nacional, el que estamos dispuestos a defenderlo cuando el Supremo Gobierno nos llame, el pueblo mapuche y descendientes, confían de V. E. que nos sabrá hacer justicia conforme a nuestros legítimos derechos, cuya justicia quedará grabada en nuestros corazones y en la historia de los acontecimientos de nuestra vida republicana.

Es justicia, Excmo. señor Presidente.


Firma por sí y por el señor Cacique general, don José Ignacio Epuyao Imilpam, Reducción Rahue; don Narciso Chauquean Solís, Lenguaraz e Intérprete y Representante General de Caciques, Reducción Quilacahuín.


Cacique general y Secretario general de Caciques, don José Sdo. Méndez Caullí, Reducción “La Huacha”.


Cacique general, don Juan José Canquil Tranacán, Reducción Quilacahuín, representado éste por Tránsito Canquil Tranacán de la misma Reducción. Firmó; a ruego el señor Cacique y Secretario general.


Cacique don Gumercindo Quilempán Lehuey, Reducción Calcurrupe-Ranco; represéntalo el Lenguaraz e Intérprete y Representante General de Caciques.


Firma el Mocetón que acompaña a los señores Caciques que es descendiente de la raza india-mapuche, don Santiago Vargas V. Lloncomán, Reducción Amancay, línea sin nombre.


Intendencia de Valdivia.

… … … … Intendente de la Provincia de Valdivia:
certifica que los Caciques José Ignacio Epuyao lmilpan, José 2.o Méndez C. y Lenguaraz Narciso Cheuquean, se han presentado con esta fecha a la Intendencia, a manifestar diversas consideraciones con su bienestar: tratamiento, justicia en sus radicaciones, propósitos de armonía y cooperación al Gobierno, instalación en esta provincia de Tribunal que entienda de sus peticiones, etc.

El Intendente infrascrito se permite manifestar la conveniencia de que dichos Caciques sean escuchados con la atención que aconsejan sus necesidades y el espíritu de sus peticiones.

Valdivia, 24 de agosto de 1936.

Es copia fiel del original, tiene el timbre de la Intendencia y la firma del señor Intendente de Valdivia.

 

MEMORANDUM DEL MEMORIAL

1.o Para que cesen los despojos, embargos ilegales y se deje tomar el Censo: se recabe al señor Ministro del Interior, ordene a los señores Intendentes, Gobernadores y demás autoridades de su dependencia; niéguese la fuerza pública a los despojantes y se deje tomar el Censo.

2.o Para que cesen los despojos, embargos ilegales y se faculte la creación del Tribunal de Rahue: se recabe al señor Ministro de Justicia ordene a los señores Ministros de la Corte Suprema, Apelaciones, Jueces Letrados de subdelegación, de distnto, subdelegados e Inspectores no intervengan en demandas ilegales de despojos y embargos de cualquiera especie. Los Notarios y Oficiales del Registro Civil no acepten escrituras de ventas, contratos de arrendamiento, de siembras a medias ni sociedades de cualquiera naturaleza que se refieran a las tierras de los Indios, Mapuches y descendientes de los mestizos y extranjeros, como también por conducto regular se presente el proyecto de la Creación del Tribunal de Indios Mapuches con asiento en la Casa Misional de Rahue por cuenta de los señores Caciques.

3.o Para que se nos exima de la Contribución de Haberes: se recabe al señor Ministro de Hacienda ordene a la Dirección General de Impuestos Internos imparta a las Oficinas de Impuestos Internos de la región india-mapuche, que se nos exima en conformidad a la consulta del Senado de 4 de marzo de 1819, dictadas por O’Higgins, en la cual se nos exime del Tributo y se nos da Carta de Ciudadanía.

4.o Para que se nos dé la instrucción amplia que nos corresponde dentro del ejercicio de nuestra vida cívica de ciudadanos: se recabe al señor Ministro de Educación Pública se ordene a las autoridades de la Instrucción Pública, se lleve un plan de trabajo más amplio en el orden de la enseñanza primaria, secundaria, profesional y comercial dentro de la región india-mapuche y se envíen miembros de Institución Folklórica a nuestra región para que se estudie el idioma indio-mapuche y se hagan textos de enseñanza pública en las escuelas fiscales y se enseñe el idioma nativo junto con el castellano y demás idiomas que sean necesarios en la República.

Porque no es posible que los padres de la raza chilena olviden su idioma nativo, sus descendientes no lo conozcan, etc., mientras tanto que los extranjeros y especialmente los alemanes lo conozcan a fondo para explotarnos a su entera satisfacción; los extranjeros jamás olvidarán el idioma de su país, esta misma razón nos induce a pedir respetuosamente que no se borre nuestro idioma, porque es nativo de este territorio.

5.o Por haber violado lo estipulado en las escrituras misionales y robado el Bastón de Mando del señor ex-Cacique don José Santos Conapil el 24 de septiembre de 1932; se recabe al señor Ministro de Culto; ordene a las autoridades respectivas procedan a nombrar Padres Indios-Mapuches o mestizos chilenos como también se entregue el Bastón de Mando al actual señor Cacique don Juan José Canquil Tranacán.

6.o Para que se nos deje el libre tránsito en los caminos y puentes públicos y vecinales en la región indio-mapuche; se recabe al señor Ministro de Fomento ordene a los señores Ingenieros Civiles e Inspectores de Caminos y otras autoridades de su dependencia, procedan abrir los caminos y puentes en toda la región india-mapuche.

7.o Para que se nos deje tomar el catastro y se devuelvan nuestras escrituras primitivas ya sean ellas de Sucesión se recabe al señor Ministro de Tierras y Colonización, para que ordene a los empleados de la Propiedad Austral, principalmente a los señores Ingenieros-Agrimensores; procedan a devolver a los legítimos dueños indios-mapuches y descendientes dichas escrituras, como también se nos deje tomar el catastro de nuestras tierras.

8.o Que cada Ministerio nos dé una copia autorizada con su proveído de las peticiones que van en el Cuerpo del Memorial.

Santiago, … … de …………………………………….. de 1936.

Dirección: … … … … … … … … … …

… … … … … … … … … … … … … … …


Anexos

Documento A: Junta General Repoblación Osorno
Documento B: Misión de Quilacahuín
Documento C: Posesión Pailalef y otros, número 146
Documento D: Posesión N. Antipan y otros, número 103
Documento número 1: Eximisión de terrenos, (Boletín, páginas 31 y 32, año 1819).
Documento número 2: Prohibición adquirir terrenos indígenas. (Boletín III, páginas 161 y 162, año 1883)
Documento número 3: Prohibición adquirir terrenos indígenas. (Boletín libro LXIII, páginas 20 y 21, año 1903)
Documento número 4: Prohibición adquirir terrenos indígenas. (Promulgada el ocho de enero de 1913)
Certificado del señor Intendente de Valdivia


Intendencia de Valdivia

Valdivia, 18 de diciembre de 1936.

Señor don
Nelson Bravo.
Secretario Jefe de la Presidencia.
Santiago:

Muy señor mío:

En respuesta a su atenta carta de fecha 2 del presente, me es grato manifestarle, que con el mayor interés me he impuesto del Memorial presentado por los Caciques generales de esta región, el cual contiene peticiones que me parecen dignas de considerarse dentro de las posibilidades de la legislación vigente.

Casi todos los puntos del memorial refiérense a problemas cuya solución exigiría la dictación de las leyes especiales. Así, el punto 2.o contiene la petición de que se libere de toda contribución, de todo impuesto a los indígenas; el punto 5.o hace ver la conveniencia de que se restituya a los indígenas las tierras que se les han usurpado, prescindiendo de la justicia por lo engorrosos que resultan los procedimientos de ésta; el punto 6.o hace ver la conveniencia de que la Comisión de estudios folklóricos se preocupe de hacer investigaciones relacionadas con la lengua araucana y el 7.o propone la dictación de las reglas especiales para tomar el censo de la población aborigen.

Como usted puede apreciarlo, trátase de materias que sólo el Supremo Gobierno y la Legislatura podrían encarar, eligiendo entre ellas las que parezcan más justas y atendibles.

Ahora, por lo que concierne a los puntos 4.o, 8.o y 9.o considera el suscrito que el Supremo Gobierno, podría adoptar rápidamente las medidas necesarias para satisfacer las aspiraciones de la raza araucana en los aspectos que en ellos se contemplan.

El punto 4.o, pide se dé estricto cumplimiento a las leyes en vigencia sobre protección de indígenas, petición que podría acogerse dirigiendo una circular a los diversos organismos encargados de ejecutarlas, aconsejándoles el mayor celo en la observancia de dichas leyes.

El punto 8.o aboga por la creación de un Juzgado de Indios en la provincia de Valdivia. Esta solicitud me da enteramente la razón, pues, en diversas oportunidades he hecho ver al Gobierno la conveniencia de restablecer el antiguo Juzgado de Indios de Valdivia, el cual debería ser ubicado en La Unión o en Río Bueno, ya que son éstas regiones en donde hay más problemas pendientes sobre colonización y propiedad indígena.

En oficio número 129, de fecha 18 de julio último, hice al Ministerio del Interior, una exposición circunstanciada de la situación de intranquilidad social, provocada en la provincia de Valdivia, por falta de soluciones rápidas de las cuestiones pendientes en materia de constitución de la propiedad del suelo, y manifesté mi opinión, en el sentido de que era preciso buscar una solución de conjunto, de carácter social más que legalista, por lo que consideraba necesario, que el propio señor Ministro de Tierra se trasladara a la región de Mantilhue, Los Canales y Pichi-Ropulli para estudiar en el terreno mismo, las dificultades que mantienen en esta zona un foco de descontento, intranquilidad y rebeldía.

El Memorial de los Caciques generales, pone en evidencia la verdad de lo que entonces decía y es un antecedente más en apoyo de lo que he venido solicitando.

Finalmente, el punto 9.o involucra, una petición que debiera ser atendida sin mayores dilaciones; quieren los indígenas que se tomen medidas para reprimir el alcoholismo en sus reducciones. Para extirpar este mal sería necesario ir, lisa y llanamente, a la declaración de zonas secas en las diversas reducciones indígenas, para salvar los restos de la raza araucana, tan minada por el alcohol y ls plagas sociales.

Lo expresado es cuanto puedo decir a usted, sobre la materia, restándome sólo hacerle presente, que esta Intendencia acoge con la mayor atención las peticiones de los araucanos y hará todo lo que pueda, en aquello que le atañe, para defender sus legítimos anhelos.

Saluda atte. a usted.

(Fdo.) Jorge Berguño Meneses, Intendente.


Esperando que este material les sea útil, pu peñintun, pu lamuen, y agradeciendo de antemano que puedan indicarnos algún error de transcripción, nos despedimos… Feita-ten künoayen ¡Wal’ pewülien!

Fütawillimapu
@Wesrkin


Recomendamos
Fütawillimapu: Tratado de Paz de Las Canoas, 8 al 11 de septiembre de 1793 (transcripción)

Tamün srakisuam
¡Miawpe!Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *